(Ampliación) Caja Madrid espera repetir en 2010 el beneficio del año pasado

Caja Madrid obtuvo un beneficio neto de 231,6 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que supone un descenso del 62,8% con respecto a los 622 millones de hace un año.

Fuentes de Caja Madrid explicaron este lunes que «estamos en condiciones» de asegurar que la entidad repetirá el resultado logrado en el ejercicio 2009, «algo que nos parecía muy complicado» en la situación actual.

«Nuestro resultado va a estar en línea con el que conseguimos el año pasado», insiste la entidad financiera que destaca que 2011 no será un año fácil para la banca. La entidad registró en el conjunto de 2009 un beneficio neto de 265,8 millones de euros.

Las dotaciones a provisiones totalizaron 1.100 millones de euros a septiembre. De dicha cuantía, 871 millones correspondieron a provisiones por deterioro de activos financieros principalmente, y 224 millones al deterioro de los activos no financieros.

En este último caso, apuntaron que cerca de 60 millones son consecuencia de la entrada en vigor de la nueva circular del Banco de España.

La tasa de morosidad fue, a cierre del tercer trimestre, del 5,43%, frente al 5,38% de hace un año. En todo caso, con respecto a diciembre de 2009, la tasa de morosidad se mantiene en el mismo nivel del 5,43%.

En cuanto a la cobertura de la morosidad, ésta se situó en el 40,9% a cierre de los nueve primero meses, frente al 43,2% de hace un año.

El margen bruto de la entidad que preside Rodrigo Rato se situó en 2.561 millones de euros a septiembre, un 20,1% menos que un año antes.

Mientras, el margen de intereses se redujo un 30,1%, hasta los 1.411,9 millones de euros. En concreto, los ingresos por comisiones netas fueron de 558,3 millones de euros, un 2,9% menos.

En cuanto al margen de explotación, éste bajó un 51,9%, hasta los 451 millones de euros.

CRÉDITO Y DEPÓSITOS

Los créditos al cliente de la caja de ahorros se redujeron un 1,6%, hasta los 115.563,3 millones de euros entre enero y septiembre de 2010.

Por ejemplo, en el crédito para la adquisición de vivienda registra un crecimiento del 3,2%, mientras que cae un 24% en la financiación de promociones, «por el descenso de la demanda solvente», subrayaron.

En cuanto a la actividad inmobiliaria de la caja, en los primeros nueve meses del año ha vendido 2.256 inmuebles, más del doble de las unidades enajenadas en todo el ejercicio 2009, por importe 300 millones de euros.

SOLVENCIA

Por su parte, en lo que se refiere a los depósitos de los clientes, la entidad cuenta con 88.080 millones de euros a finales de septiembre, un 0,5% menos que un año antes.

Desde Caja Madrid explicaron que en el último trimestre ha incidido en la política de reforzar la solvencia, lo que se ha traducido en un incremento del �core capital� hasta el 7,2%, frente al 6,9% registrado hace un año, mientras que el Tier I aumentó hasta el 9,1% (desde el 8,97% de septiembre de 2009), y el ratio de solvencia total (BIS II) ascendió al 11% (desde el 10,79%).

Para Caja Madrid, estos resultados son «sólidos» y demuestran «la capacidad del grupo de mantener el nivel de beneficios tras realizar unas fuertes dotaciones y a pesar del entorno económico adverso».

De esta manera, indicaron que los datos a septiembre «reflejan la política de prudencia, reforzamiento de solvencia y control de la morosidad, al tiempo que se mantiene la actividad en crédito y se incrementa la cuota de recursos en balance».

Por otra parte, Caja Madrid asegura que la estrategia de la entidad es la «adecuada», con una «buena posición de liquidez» y sin necesidad de captación de depósitos a precios por encima del mercado.

«En nuestro caso, se abre el mercado y emitimos, y no todas las entidades pueden hacerlo», explican desde la entidad que preside Rodrigo Rato.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído