Repsol y la mexicana KUO crean una empresa para el desarrollo de biodiésel

El presidente ejecutivo de Repsol, Antonio Brufau, y el presidente del Consejo de Grupo KUO, Fernando Senderos Mestre, suscribieron este jueves en Madrid la creación de una empresa conjunta, denominada Kuosol, dedicada al desarrollo de bioenergía a partir del cultivo de jatrofa curcas, una oleaginosa de elevado contenido en aceite no comestible.

Kuosol estará constituida por Repsol (50%) y Grupo KUO (50%), su sede estará en México y contará una inversión total estimada en 80 millones de dólares (57,6 millones de euros).

Sus actividades incluyen desde la producción agrícola hasta la instalación industrial, y su objetivo es el aprovechamiento integral de la biomasa de plantaciones de jatrofa curcas, la producción de aceite como materia prima para biocombustibles y la generación de bioenergía, con elevados criterios de sostenibilidad.

Repsol cuenta con una Unidad de Nuevas Energías desde abril de 2010, cuyo objetivo es identificar y promover negocios relacionados con la bioenergía, las energías renovables, los nuevos vectores de transporte, y otros sectores que puedan presentar sinergias con los actuales negocios de la compañía. Este proyecto busca conseguir una reducción de gases de efecto invernadero muy superior al 50% requerido por la UE a partir del año 2017 y será desarrollado sobre terrenos que cumplen holgadamente los criterios definidos en dicha norma.

Para el presidente de Repsol, «el desarrollo de los biocombustibles suponen una parte fundamental en la estrategia de la compañía. La constitución de Kuosol es un nuevo y significativo paso en el crecimiento de la Unidad de Nuevas Energías de Repsol».

Además, Brufau consideró que «con la constitución de Kuosol estamos consolidando nuestra incursión en la industria de la bioenergía».

Los objetivos planteados para este periodo son la plantación y cultivo de 10.000 hectáreas de jatrofa en Yucatán, México, prioritariamente en terrenos propios; la obtención de 44 millones de litros de aceite, materia prima para biodiésel; el aprovechamiento integral de la biomasa de las plantaciones, con la cogeneración de vapor y electricidad para autoconsumo y venta de excedentes; y la generación de más de 400 empleos directos y cerca de 2.000 empleos temporales.

Se estima que el desarrollo agrícola concluya en los próximos tres años, lo que permitiría iniciar la producción industrial en 2013.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído