Más de 900 plantas fotovoltaicas renuncian a las primas de la normativa de 2007 y se acogen a las de 2008, menos cuantiosas

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha recibido hasta la fecha 907 solicitudes de instalaciones fotovoltaicas para acogerse a las condiciones de la regularización ofrecidas por el llamado Real Decreto de Trazabilidad.

Esto supone, sustancialmente, su renuncia voluntaria al régimen económico establecido en 2007 y su inclusión en las condiciones del régimen económico del real decreto de 2008.

La suma de potencia de las solicitudes recibidas asciende a 64,56 megavatios (MW), una cifra muy alejada de las previsiones del propio sector, según informó este jueves el Ministerio.

Todavía hay siete solicitudes que permanecen en espera de ser procesadas al objeto de su identificación.

La renuncia voluntaria de los promotores de estas instalaciones supondrá la pérdida del derecho a la tarifa regulada que se viniese percibiendo con arreglo al Real Decreto 661/2007; y que actualmente se cifra en 46,5897 céntimos de euro por kilovatio por hora.

Conllevará además la inclusión de la instalación en las condiciones del régimen económico de la primera convocatoria para las instalaciones inscritas en el registro de preasignación de retribución regulado, por lo que pasarán a percibir 32 céntimos/kWh (cerca de 14,5 céntimos menos por kWh).

La aplicación de este cambio determina un ahorro para los consumidores de 14,6 céntimos/kWh producido durante la vida útil de las instalaciones, lo que equivale, en términos económicos a 17,2 millones de euros anuales durante toda la vida de la instalación, es decir, más de 430 millones de euros durante los 25 años que se tiene derecho a prima.

A esta cantidad habrá que añadir las que resulten de retirar las primas a las instalaciones irregulares detectadas por la inspección de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), que continúa con la ejecución de los requerimientos de acreditación de trazabilidad para la totalidad del parque.

ACREDITACIÓN REQUERIDA POR LA CNE

A las instalaciones renunciantes no les será de aplicación el procedimiento general de acreditación exigido por la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

La causa que motivó la aprobación de la nueva normativa fue la constatación de que, como consecuencia de la ejecución del plan de inspecciones a instalaciones fotovoltaicas, se ha puesto de manifiesto la existencia de determinados supuestos de instalaciones con anomalías graves.

Los casos flagrantes han sido trasladados directamente a la fiscalía a los efectos oportunos.

A partir de ahora, la acreditación de la instalación de los equipos necesarios se realizará previo requerimiento de la CNE, que comprobará la documentación presentada para apreciar su suficiencia.

En caso de que los titulares de las instalaciones no consigan la acreditación, la CNE comunicará a Industria la suspensión cautelar del pago de la prima equivalente, además de que se perseguirá a sus promotores en caso de encontrarse indicios de delito.

CUARTA CONVOCATORIA DE 2010

Un total de 4.528 solicitudes, cuyas potencias previstas suman un total de 3.376 MW, se han presentado en la convocatoria del cuarto trimestre de 2010.

A juicio de Industria, «una cantidad tan elevada de solicitudes confirma que las propuestas del Gobierno para el sector fotovoltaico siguen siendo muy atractivas para los emprendedores y promotores de los parques».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído