Díaz Ferrán será declarado en concurso de acreedores en los próximos días

Díaz Ferrán será declarado en concurso de acreedores en los próximos días
. EFE/Archivo

El todavía presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, será declarado en concurso necesario de acreedores (antigua suspensión de pagos) en los próximos días, después de que no haya rechazado la petición de la empresa de viajes Olympia para que se le considerara insolvente.

Según informaron fuentes jurídicas a Efe, el ex copropietario del grupo Marsans no se ha opuesto en el plazo legal establecido a la solicitud de Olympia Mediterránea, que fue admitida a trámite el pasado 22 de octubre por el Juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid.

De esta manera, en virtud del artículo 18 de la Ley Concursal, el juez mercantil Javier García Marrero dictará de forma automática un auto en el que declarará insolvente a Díaz Ferrán y nombrará a unos administradores concursales que controlarán su patrimonio.

El empresario podría haber evitado este procedimiento si hubiera abonado las deudas que reclamaban Olympia y NH Hoteles, que presentó posteriormente una solicitud para que fuera declarado en concurso necesario de acreedores.

Esa opción era prácticamente imposible si se tienen en cuenta los embargos que pesan sobre sus bienes, que poseen mayoritariamente carácter cautelar.

El más cuantioso es el que dictó la semana pasada el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid, que tramita el concurso de acreedores de Viajes Marsans y que acordó embargar bienes por valor de 417,4 millones de euros a Díaz Ferrán, su socio Gonzalo Pascual y a los nuevos dueños del grupo, la sociedad Posibilitumm, con el objetivo de cubrir el agujero patrimonial.

Esa decisión se sumaba a la del Juzgado de lo Mercantil número 8 de Madrid, que en agosto acordó el embargo cautelar de 37,64 millones de euros a Díaz Ferrán y Pascual por la «pasividad» que mostraron para pedir el concurso de acreedores de Air Comet, que fue la primera sociedad en caer del grupo Marsans.

Díaz Ferrán, que además soportaba embargos solicitados en los Juzgados de Primera Instancia por acreedores como Pullmantur, Sol Meliá o el Banco Espírito Santo, intentó evitar el concurso de acreedores acogiéndose a un nuevo procedimiento de la Ley Concursal para negociar sus deudas durante cuatro meses, que sin embargo no paralizaba las peticiones de Olympia y NH Hoteles.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído