Las cajas de ahorros ganan el 31,6 por ciento menos tras dotar provisiones

Las cajas de ahorros ganan el 31,6 por ciento menos tras dotar provisiones
Una persona sujeta en sus manos monedas de euro. EFE/Archivo

Los grupos consolidados de las cajas de ahorros que operan en España obtuvieron un beneficio neto de 3.226 millones de euros entre enero y septiembre de 2010, un 31,6% menos que en el mismo periodo de 2009, tras realizar una dotación a provisiones de 6.292 millones de euros.

Según un avance de las cuentas del sector, remitido hoy por la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), «a pesar del deterioro de la economía española», el balance medio agregado del sector se situó en 1,29 billones y creció el 1,6% interanual, «en contraposición a la evolución del PIB».

El sector continúa aplicando una política de «máxima prudencia» en cuanto a provisiones, explicó la CECA, que añadió que las pérdidas por deterioro de otros activos crecieron el 2,6%, con lo que parece confirmarse la tendencia a la moderación del trimestre anterior, en contraste con los elevados incrementos de otros trimestres.

En conjunto, las provisiones realizadas por las cajas en los nueve primeros meses del año, dotaciones netas a provisiones (113 millones), pérdidas por deterioro de activos financieros (5.324 millones) y pérdidas por deterioro de otros activos (855 millones), sumaron 6.292 millones de euros, precisó la CECA.

Los principales márgenes de la cuenta de resultados de las cajas cayeron en este periodo, encabezados por el resultado de la actividad de explotación, el que mejor refleja la actividad bancaria, que se redujo el 29% y quedó en 4.407 millones de euros.

El margen de intereses, la diferencia entre los intereses obtenidos y los pagados, se situó en 11.375 millones de euros, un 25,7% menos que un año atrás, debido, principalmente, a la comparación de estos primeros nueve meses de 2010, con unos tipos de interés muy bajos, con el mismo periodo de 2009, en el que estaban empezando a ajustarse.

En cualquier caso, este resultado responde al descenso interanual del 31,9% de los intereses y rendimientos asimilados, sólo compensado parcialmente por la caída, aún más pronunciada, del 36,3%, de los intereses y cargas asimiladas.

Por su parte, el margen ordinario, resultante de sumar al margen de intermediación las comisiones netas, los resultados de operaciones financieras y la aportación de las participadas, entre otros conceptos, se situó en 19.875 millones de euros, un 16% menos que un año antes.

Lo más destacado de este epígrafe, y que contribuyó a amortiguar su descenso, indicó la CECA, fue el aumento próximo al 75% de los resultados de las participadas y del incremento del 42,7% de las diferencias de cambio.

Entre enero y septiembre, las cajas mantuvieron prácticamente invariables sus gastos de personal, en tanto que recortaron el 2,7% los correspondientes a administración, lo que condujo al mencionado resultado de la actividad de explotación, que cayó el 29%.

El resultado antes de impuestos de los grupos consolidados de las cajas se situó en 3.878 millones de euros, un 34,9% menos que un año antes.

Tras la aplicación del impuesto sobre beneficios, el resultado consolidado de los nueve primeros meses fue de 3.694 millones de euros, un 28,1% menos.

La CECA no facilitó datos sobre morosidad, créditos ni depósitos, al ser este un avance de los resultados, pero, según las cifras más recientes, correspondientes a agosto, la mora se situaba en el 5,47% tras crecer 29 centésimas.

Los créditos, por su parte, caían el 1,3% interanual a cierre de septiembre, hasta situarse en 894.197 millones de euros, en tanto que los depósitos cedían el 1,8%, hasta los 784.757 millones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído