El irlandés AIB reconoce una fuga de depósitos de 13.000 millones en 2010

La entidad irlandesa Allied Irish Banks (AIB) ha reconocido una fuga de depósitos en lo que va de año por importe de 13.000 millones de euros como consecuencia de la «adversa percepción internacional hacia Irlanda y sus bancos», ha explicado la entidad, que señaló que la retirada de fondos se ha producido fundamentalmente entre empresas e inversores institucionales.

De hecho, el banco ha admitido que las negociaciones en curso entre el Gobierno de Irlanda, la UE, y otras instituciones «pueden tener impacto» en el sector bancario y «se prevé que sean importantes a la hora de determinar el sentimiento y condiciones del mercado».

Asimismo, la entidad ha indicado que las condiciones de financiación en los mercados en los últimos meses se han complicado cada vez más, lo que ha tenido un impacto negativo en la posición de AIB, que ha experimentado una reducción en los plazos de vencimiento de los títulos de deuda.

«Las actuales condiciones del mercado limitan el acceso a financiación a los plazos más cortos, principalmente de manera garantizada», explicó la entidad, que confirmó haber accedido a líneas de liquidez procedentes de bancos centrales.

Por otro lado AIB, precisó que las difíciles condiciones en los mercados han reducido el beneficio operativo de la entidad a la vez que se ha incrementado la morosidad doméstica en la cartera hipotecaria del banco, aunque a un ritmo menor que en trimestres anteriores.

«Las pérdidas en las que estamos incurriendo saiguen reduciendo nuestro capital», reconoció el banco, que a instancias del Banco central de Irlanda deberá captar 10.400 millones de euros adicionales para fortalecer su capitalización, para lo que colocó en el mercado su participación en el estadounidense M&T, y vendió al Santander sus activos en Polonia, por un valor conjunto de 3.400 millones de euros.

De este modo, la entidad ha decidido incrementar su planeada ampliación de capital hasta los 6.600 millones de euros, frente a los 5.400 millones de euros previstos inicialmente, que será plenamente suscrita por el Fondo de Reserva Nacional de Pensiones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído