Las cajas de Banca Cívica plantean un ajuste laboral de 1.100 empleados

La mesa laboral de Banca Cívica se ha constituido con 17 miembros por la parte sindical y otros tantos por la parte empresarial para negociar el acuerdo laboral ante la entrada de Cajasol en el grupo, según han indicado a Europa Press fuentes sindicales, que han pedido que se actualice el acuerdo obtenido con la constitución de este Sistema Institucional de Protección (SIP) el pasado mes de marzo.

Según han indicado a Europa Press fuentes sindicales, los 17 miembros de la mesa laboral la forman cinco representantes de CCOO, cinco de UGT, dos de Csica y uno por cada uno del resto de sindicatos, esto es, SEA, GTB, LAB, CGT y ELLA, y otros 17 serán los representantes de Banca Cívica y las cuatro cajas, esto es, Caja Navarra, CajaCanarias, Caja de Burgos y Cajasol. Además los representantes sindicales contarán con asesores.

Fuentes de CCOO han destacado que esta propuesta ha partido de este sindicato «para desbloquear la situación en la que estábamos, pues no avanzábamos» y han precisado que «los números eran los mismos tanto aplicando el criterio que defendía CCOO de representación sindical por número de delegados, como el que proponía SEA, basado en el peso de cada caja de ahorros en el conjunto de Banca Cívica».

El pasado viernes, las direcciones de las cajas, según las fuentes, hicieron una propuesta inicial, que pasa por reducir los costes laborales con un ajuste de plantilla en un máximo de 1.100 trabajadores, a través de prejubilaciones y bajas indemnizadas voluntarias «en el caso de que esa reducción no se cubriera con esas prejubilaciones».

MEDIDAS COMPLEMENTARIAS

Asimismo, las entidades plantean una serie de medidas complementarias, como «suspensión temporal del contrato de trabajo, reducción de jornada o traslados, todo ello con vistas a una reducción de costes laborales».

En ese sentido, fuentes de CCOO han considerado que esas medidas «plantean condiciones muy bajas para lo que se está articulando en el sector y demandamos mayores compensaciones y garantías para los traslados, donde no estamos de acuerdo con que se deje abierto a la voluntariedad de la empresa».

Fuentes de CCOO han explicado que han presentado una plataforma de reivindicaciones y pretenden fomentar la puesta en marcha de una plataforma sindical unitaria donde se integren todas las centrales y con una serie de líneas generales en común.

En dicha plataforma demandan la necesidad de «incorporar las especifidades de las plantillas de Cajasol y de desarrollar las condiciones básicas de los trabajadores que pasen a la sociedad central, teniendo en cuenta que ésta será un banco», así como revisar y modificar el acuerdo laboral alcanzado en Banca Cívica el pasado mes de marzo, toda vez que «fue un buen acuerdo que se dio en unas circunstancias, pero ahora éstas han cambiado y la situación y el propio grupo ha evolucionado, y todo ello hace cambiar las condiciones del grupo, por lo que hay que hacer una versión actualizada que se adecue a los cambios de situación».

«Queremos tener garantías claras sobre el mantenimiento de las condiciones laborales de todos los trabajadores, los que salen, los que se quedan en las cajas y los que pasan a la sociedad central», han agregaron fuentes de CCOO, que abogan por introducir «el principio de armonización de todas las plantillas que al final concurran».

Asimismo, reclamaron que en las prejubilaciones «se deben respetar los acuerdos existentes ya en las cajas en ese sentido, tomando de referencia las condiciones mínimas de los acuerdos vigentes».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído