Yamaha comunica a los trabajadores el cierre de la fábrica de Barcelona

Yamaha ha comunicado a los trabajadores de Palau-Solità i Plegamans el cierre de la fábrica y el traslado de la producción a la planta que la multinacional japonesa tiene en Saint-Quentin (Francia), lo que afectará a 417 trabajadores.

En un comunicado, ha especificado que los empleados afectados serán los relacionados con los procesos industriales de la planta catalana –producción y corporativos vinculados a la producción–, y ha afirmado que mantendrá su presencia y actividad comercial en España, y sus oficinas centrales en el país seguirán en Palau.

La compañía ha sostenido que la decisión se engloba dentro de una redefinición del negocio de Yamaha a nivel mundial, «condicionado por el descenso de ventas y por un marco económico desfavorable a corte y medio plazo».

Ha asegurado que en todo el mundo, y en Europa en particular, se está registrando un descenso prolongado de la cifra de ventas que obliga a la empresa a tomar medidas para reestructurar su capacidad industrial.

La decisión de trasladar la producción a la planta de Saint-Quentin se fundamenta en motivos de eficiencia productiva, de logística y de sostenibilidad económica, según Yamaha, ya que asegura que la constricción del mercado ha llevado a la compañía a una situación de exceso de capacidad productiva, por lo que ha decidido concentrar la actividad industrial en Europa en una única planta.

La empresa ha comunicado a los trabajadores y autoridades laborales que desea iniciar «cuanto antes» el proceso de negociación, y ha avanzado que propondrá un plan social que ayude a paliar los efectos negativos del cese de actividad productiva.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído