ELA dice que una fusión de las cajas vascas sería una «buena ocasión» para corregir el «rumbo neoliberal»

Las secciones sindicales de ELA en BBK, Kutxa, Vital y CAN han afirmado que una fusión de las tres cajas vascas, y si fuera posible la navarra, sería una «buena ocasión» para corregir el actual «rumbo neoliberal».

En un comunicado, se ha referido al nuevo decreto ley aprobado por el Gobierno central para incrementar el ratio mínimo de solvencia que deben tener las entidades financieras a un 8 por ciento de core capital o capital básico y de un 10 por ciento para las entidades financieras no cotizadas en bolsa o sin accionistas privados, entre las que se encuentran las cajas.

A su juicio, este decreto ley obedece a una «doble» voluntad política y económica impulsada por las «fuertes» presiones de la banca privada y dirigida por el Banco de España, cuyo único fin es «hacer desaparecer» a las cajas y su especial naturaleza jurídica abriendo la puerta a su privatización y a la conversión de estas entidades en sociedades anónimas.

ELA ha manifestado que se ha puesto en marcha, para las cajas de ahorros, «una cuenta atrás» que les llevará a que la salida a bolsa sea prácticamente «su única opción».

«La banca privada ve cumplida con ello dos de sus reivindicaciones históricas: eliminar a su único competidor y poder hincarle el diente a la obra social para convertirla en beneficio privado para los accionistas», ha indicado.

El sindicato ha señalado que, en los últimos tiempos, las autoridades políticas y monetarias públicas, incluido el Banco de España, han estado lanzando «mensajes confusos, contradictorios y oscuros» con la única pretensión de «ocultar» la verdadera situación existente en algunas cajas.

ELA ha indicado que esa ocultación se ha facilitado explícitamente, «permitiendo la aplicación de criterios contables que ocultaban la difícil situación de un buen número de entidades».

Por otra parte, ELA ha defendido el mantenimiento del carácter social de las cajas y, por ello, entre otros motivos, se opusieron a la SIP de Caja Navarra y también se opondrán, «de manera categórica a la bancarización o la privatización que se planteen de nuestras cajas».

ELA ha indicado que una fusión de las tres cajas, -«sin renunciar a nuestra reivindicación de una caja para toda Hego Euskal Herria» con la inclusión de la CAN- sería una «buena ocasión» para corregir el rumbo «neoliberal tomado» y consolidar el carácter social del proyecto de las cajas de ahorro, así como para obtener un «compromiso» de la nueva caja con el conjunto de la sociedad vasca, al servicio de la ciudadanía, «por y para el desarrollo económico y social de Euskal Herria».

Asimismo, ha señalado que, en los últimos años, algunas cajas vienen manteniendo una política «restrictiva» en materia de gasto social, de forma que éste se ha revisado tomando como referencia fundamental el Indice de Precios al Consumo, «a pesar de que el aumento de beneficios fuera muy superior». ELA cree que esta política debe «corregirse» y una parte sustancial de los beneficios debe destinarse a gasto social, «más necesario que nunca en estos tiempos de crisis».

Por último ha demando que el proceso de fusión de las cajas «corrija las discriminaciones» y homologue las condiciones laborales de todos sus trabajadores, incluida obra social, empresas participadas. ELA ha advertido de que no apoyará ninguna operación que suponga la rebaja en las condiciones laborales de los trabajadores de las entidades actuales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído