La planta de Renault en Sevilla elevó su producción un 23% en 2010, con casi un millón de transmisiones

El director de la fábrica de Renault en Sevilla, Gabriel González, ha subrayado el «buenísimo nivel» de la factoría hispalense que ha incrementado en un 23 por ciento su actividad en 2010, con 932.685 cajas de velocidades montadas, y ha subrayado el trabajo de preparación realizado, tanto en mejora de competitividad como en reducción de costes, frente a 2014, fecha de lanzamiento de sus competidores asiáticos en el área de piñonería.

En un encuentro informativo, González ha resaltado la «buena disposición» de la planta ante el futuro, con previsión de crecimiento de un cinco por ciento en 2011, y ha dejado claro que se encuentra en la «rampa de salida para afrontar nuevos retos». Así, la factoría ha alcanzado un «ritmo de crucero» en fabricación y alcanza las 5.300 cajas diarias –2.900 unidades del modelo ‘J’ y 2.330 del ‘TL4’–, de las 5.600 unidades para las que tiene capacidad.

En este marco, prevé realizar pocas contrataciones en 2011, «sólo para refuerzos puntuales», aunque se encuentran pendientes de adjudicación de nuevas cajas ‘eco2’. «Renault ha salido de la crisis completamente y contempla valores muy altos de ventas en los próximos años, tras conseguir un récord en 2010», afirma González, que insiste en que el nivel adquirido en 2007 «tardará unos años en recuperarse».

El directivo, que deja claro que la planta sevillana no está afectada por los cambios introducidos en la Ley de Economía Sostenible, advierte de que el mercado quedará «impactado por la crisis de los países árabes, aunque recuerda que «la crisis fue el reinado de los coches pequeños y que existen países con importantes crecimientos en este área».

De este modo, el principal incremento de la producción de la factoría sevillana se dirigirá a la exportación y a mercados de «rápido crecimiento», como Asia, Africa o Sudamérica, con incrementos de hasta el 15, frente al «estancamiento o retroceso» europeo. La planta, que cuenta con una plantilla de 1.258 personas, produce el 30 por ciento de las cajas del grupo y destina a la exportación el 80 por ciento.

«En 2010 hemos ganado competitividad frente a otras plantas del grupo, pero para las adjudicaciones de cargas de trabajo se tienen también en cuenta otros aspectos como logística o distribución», explica el directivo.

RENTABILIDAD POR ALGECIRAS

En cuanto a la planta del grupo en Tánger, indica que Renault «ha estado trabajando y ha concluido que lo más rentable es que sus productos salgan al exterior por el Puerto de Algeciras (Cádiz)», al que llegarán a través de camiones. Así, descarta por el momento la opción del Puerto de Sevilla, aunque advierte de que la logística de «proximidad siempre tiene un interés muy grande».

«Hemos terminado en posición importante para optar a fabricar para la planta que arrancará en Tánger a finales de 2011 o principios de 2012», resalta González, que recuerda que ya producen 10.000 cajas con destino a Casablanca, que fabricará en el futuro nuevos modelos de Logan, una carga de trabajo que «puede venir a Sevilla».

De esta planta sevillana salen unos 20 contenedores marítimos semanales, con unas 7.000 cajas de cambio, mientras que otras 18.000 son transportadas con unos 36 camiones a la semana. De este modo, el 36 por ciento de la producción, dirigida a 30 países, se realiza vía marítima, mientras que otro 66 por ciento se realiza de forma terrestre. El 98,5 por ciento de todos estos envíos llegaron en 2010 «conforme a cantidad y plazo», según indican desde Renault.

PREPARACION FRENTE A 2014

En esta línea, asegura que la productividad es un «factor de mejora continua» en la planta de Sevilla y el planteamiento de González es ganar un diez por ciento en 2011 y mantenerlo de forma sostenida en los siguientes años. Así, deja claro que la planta se tiene que preparar de cara a 2014, fecha en que «los competidores asiáticos estarán listos para lanzarse en piñonería».

«Conseguimos dejar atrás a Rumanía en su momento y ahora hay nuevos retos que hay que afrontar como éste. La fábrica está actualmente muy bien situada y tiene que seguir trabajando en esa línea, donde es fundamental mantener un precio razonable y una alta competitividad», sentencia.

En este sentido, Renault ha puesto en marcha una nueva herramienta de mejora e integración de la producción, desde el diseño, la ingeniería o la logística, donde se incluyen además los proveedores, para ahorrar costes.

REDUCCION DE EMISIONES

Además, subraya el compromiso de la enseña con la movilidad sostenible, entre los que menciona hacer evolucionar los motores térmicos a través de la generación ‘Energy’, con soluciones como el ‘downsizing’, que conlleva el diseño de cajas de velocidades optimizadas que reducen las emisiones de CO2. Así, apunta a la caja de velocidades TL4 Champion CO2, fabricada en la planta de Sevilla, que obtiene valores de 125 gramos de CO2 por kilómetro recorrido, mejorando la nueva norma de emisiones Euro V, que fija las emisiones en 140 gramos de CO2 por kilómetro.

En este sentido, las previsiones del grupo apuntan a alcanzar una media de 130 gramos de CO2 por kilómetro en 2013 y reducirlos hasta los 100 gramos en 2010. «Países como Brasil, India, China o Rusia requerirán motores convencionales, pero que consuman y emitan menos, explica Alonso, que prevé que Renault alcance unas ventas de tres millones de vehículos en 2013.

VEHICULO ELECTRICO EN SEVILLA

En cuanto al vehículo eléctrico, González indica que las previsiones a corto plazo para la planta hispalense se centran en la fabricación del coche convencional, aunque matiza que, dependiendo de la evolución del mercado, la factoría podría irse adaptando a nuevos productos de este tipo de vehículos, algo que pasaría «a partir de diez años».

Las previsiones del grupo apuntan a que en 2020 el mercado continuará pidiendo un 90 por ciento de los vehículos convencionales, mientras que el diez por ciento ya contará con coches eléctricos. Renault, que lanza tres modelos eléctricos en 2011 y un cuarto en 2012, prevé fabricar unas 500.000 unidades en 2015 y haber vendido en torno a 1,5 millones de coches eléctricos desde 2011.

«El coche eléctrico no es un mito, sino una apuesta valiente por la tecnología del futuro», subraya González, que recuerda que en noviembre se comenzará a comercializar el modelo ‘Twizy’ de Renault, que se produce en la planta de Valladolid. Además, añade que la mitad de los pedidos recibidos por Renault para vehículos eléctricos son ya para este modelo de pequeño tamaño.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído