(Ampl.) Repsol acumulará desinversiones por 7.800 millones hasta 2014 y se desprenderá de hasta el 49% de YPF

Repsol YPF prevé acumular desinversiones por valor de hasta 7.800 millones de euros después de impuestos entre 2010 y 2014, entre las que figura la venta de acciones de YPF hasta un máximo del 49% de la filial argentina, de modo que el grupo seguirá conservando al menos el 51% del capital.

En una rueda de prensa, el presidente de la petrolera, Antonio Brufau, indicó además que el grupo contempla un programa de inversiones al margen de Gas Natural Fenosa para 2011 por valor de 6.000 millones.

Sobre YPF, el directivo reconoció que el grupo se sintió «sorprendido» con la decisión de un juez argentino de paralizar las desinversiones en la filial y adelantó que Repsol «ha pedido la inhibición» del magistrado en el caso. «Se acabará solucionando en las próximas semanas», indicó.

Además, Brufau señaló que, en cuanto la bolsa estadounidense dé su visto bueno al folleto para la venta de acciones de YPF, el grupo «iniciará el proceso» de desinversión adicional. «Me gustaría creer que en dos o tres meses habrá inversores interesados», indicó, antes de expresar su deseo de que Repsol mantenga el control de la filial y, al mismo tiempo, dé cabida a «inversores minoristas argentinos e institucionales internacionales».

Por otro lado, la petrolera elevará en 1.600 millones su previsión inicial de 27.500 millones de euros de inversiones hasta 2014 y acumulará 14.500 millones en caja para dividendo, minoritarios y deuda. El flujo de caja durante el periodo sumará 35.700 millones.

El grupo dice haber convertido su división de exploración y producción en el «motor» de crecimiento y considera que los recientes éxitos de negocio «impulsarán la creación de valor del grupo».

Durante 2011 Repsol tiene previsto realizar exploraciones o evaluaciones en entre 25 y 30 pozos, lo que le permitirá registrar un incremento anual medio de la producción de entre el 3% y el 4% durante los próximos cuatro años. Esta mejora le permitirá situar por encima del 110% su tasa de reemplazo de reservas probadas en 2014.

Dentro del área de ‘upstream’, el grupo tiene previsto trabajar en tres pozos en Libia si la situación se lo permite y desarrollará una «intensa actividad exploratoria» en Alaska, Canadá, Noruega, Rusia, Indonesia, Oriente Próximo y Africa Occidental.

Este año, el grupo espera poner en marcha su planta de regasificación de Canaport, en Canadá, que podrá recibir suministro de la recientemente inaugurada instalación de gas natural licuado (GNL) de Perú. «Creemos que aquí hay un gran potencial para gestionar nuestras posiciones de GNL», afirmó Brufau.

El directivo destacó además el carácter «enormemente promisorio» de los yacimientos de gas no convencional, tanto ‘thgt gas’ como ‘shale gas’, en Argentina, y destacó el potencial de este tipo de recursos dentro de la industria gasista.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído