Madrid. Retirados más de 1.300 productos peligrosos para el consumo en la capital

La campaña de seguridad de los productos del pasado año 2010 realizada por el Ayuntamiento de Madrid arroja un balance de 1.670 inspecciones para la búsqueda de artículos previamente calificados como peligrosos para el consumo e incluidos en la llamada «red de alerta» del Instituto Nacional de Consumo.

Según informa el Consistorio, el resultado ha sido la retirada de 1.348 productos que presentaban indicios racionales de riesgo para la salud y la seguridad de los ciudadanos.

Entre los artículos retirados destacan juguetes (479), productos de puericultura (181) y químicos para el hogar (265), así como bienes de consumo como material eléctrico (118), pequeños electrodomésticos (80) y elementos de ocio y deporte (56).

Diez inspectores de Calidad y Consumo, con la colaboración de la Policía Municipal, han llevado a cabo esta campaña orientada a impedir que haya en el mercado artículos que comprometan la seguridad de los consumidores y que puedan crear alarma social, especialmente en los sectores más vulnerables de la población.

El número de actuaciones realizadas en 2010 ha disminuido con respecto a años anteriores (1.670 frente a 2.054 en 2009), en concordancia con el hecho de que la cifra de alertas publicadas por el Instituto Nacional de Consumo el pasado año fue aproximadamente la mitad que el anterior ejercicio. Los datos de alertas controladas y localizadas revelan un ligero incremento en el número de las segundas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído