Las personas sordociegas piden más dinero público para contratar a intérpretes

Unas 6.000 personas viven con sordoceguera en España, donde afectados y profesionales piden en su día internacional más recursos económicos a las administraciones públicas para aumentar la contratación de mediadores y guías-intérprete, consideradas «figuras clave» para el pleno desarrollo del colectivo.

«La figura del guía es la clave de nuestra independencia, pues nos permite introducirnos en todas las situaciones en las que tengamos que comunicarnos», afirmó el presidente de la Asociación de Sordociegos de España (Asocide), Daniel Álvarez, en un acto celebrado este lunes en Madrid para conmemorar el día internacional del colectivo.

En este acto, que se celebra el 27 de junio en recuerdo de Helen Keller, la primera persona sordociega que luchó por los derechos de su colectivo, participó el director general de Coordinación de Políticas Integrales de la Discapacidad, Jaime Alejandre.

En su intervención, Alejandre aseguró que los resultados del informe sobre la sordoceguera en España estarán listos en marzo de 2012 y reconoció la importancia de los intérpretes para estos ciudadanos.

Y es que, explicó el presidente de Asocide, los guías «son nuestros oídos y nuestros acompañantes, pero no sólo eso, ya que «nos ayudan a manejarnos en nuestro entorno con información auditiva y visual».

MEDIADORES

Pero los guías-intérprete trabajan, generalmente, con sordociegos adultos que han alcanzado ya un nivel óptimo de comunicación, gracias, en buena medida, a los mediadores, otra figura «clave» en su desarrollo, que actúa fundamentalmente en la infancia y la juventud de los usuarios.

En estas etapas, los niños necesitan de la figura del mediador para comprender el mundo de forma global y para insertarse en la escuela y en la sociedad de la forma más normalizada posible, explicó en el acto Dolores Romero, presidenta de la Asociación Española de Padres de Sordociegos (Apascide).

El principal problema que existe en España con los mediadores, que son «muy buenos», prosiguió Romero, es que faltan hombres, necesarios en perfiles y etapas concretas de algunos usuarios.

Para mejorar la situación de las personas sordociegas con figuras como la del mediador, por ejemplo, nació hace cuatro años la Fundación ONCE para la Atención de Personas con Sordoceguera (Foaps), que en su corta vida ha proporcionado ya un total de 64.000 horas de mediación en varios puntos de España.

En este sentido, la presidenta de Foaps, Patricia Sanz, indicó que la entidad contó en su primer año de vida, 2007, con un total de 49 mediadores para atender a 163 personas de 25 provincias. Pero estas cifras, subrayó, han aumentado hasta 80 en el caso de los mediadores, a 298, en el de los beneficiarios y a 35 en el de las provincias en 2011.

ENCUENTRA LOS PRODUCTOS QUE TE INTERESAN

¡¡¡ BÚSQUEDA DE LAS MEJORES OFERTAS ONLINE !!!

Obtener los mejores resultados de tu búsqueda de productos

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído