Los comerciantes facturan hasta un 10% menos en las rebajas de verano

La facturación del pequeño y mediano comercio en la campaña de rebajas de verano, que concluye oficialmente este miércoles, ha descendido hasta un 10%, especialmente en zonas del interior del país, mientras que pueden haberse «salvado» del retroceso los establecimientos ubicados en zonas turísticas.

Según las primeras estimaciones de la Confederación Española de Comercio (CEC), los comercios localizados en provincias del litoral han mantenido su cifra de negocios o, como en el caso de los situados en la Costa del Sol, la han incrementado.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la CEC, Manuel García-Izquierdo, detalló que, en términos de volumen (número de productos comercializados), las ventas han subido «de forma importante», en torno al 10%.

En este sentido, García-Izquierdo atribuyó en parte el descenso de la facturación a los grandes descuentos aplicados por los empresarios del sector, de entre el 50% y el 70%. Según destacó, los comerciantes han preferido sacrificar márgenes para reducir stock.

Las perspectivas para la temporada de otoño, según el presidente de la CEC, «no son muy halagüeñas», dado que la confianza del consumidor «está perdida», el sector sigue sufriendo la restricción del crédito y «no se aplican medidas fiscales que animen el consumo».

EL COMERCIO TEXTIL MANTIENE VENTAS.

García-Izquierdo aseguró que el sector del equipamiento personal es uno de los que «menos ha sufrido» en las rebajas, hecho que corrobora el presidente de la Asociación Empresarial de Comercio Textil y Complementos (Acotex), Borja Oria.

En concreto, las tiendas de moda han visto cumplida su previsión de mantener la facturación respecto a la campaña del año pasado –en línea con el estancamiento registrado a lo largo de 2011–, entre otros factores porque los consumidores esperan cada vez más al periodo de rebajas para hacer sus compras.

RECORTE DEL 20% EN CUATRO AÑOS.

«Los datos no están mal, porque al menos no caen, pero hay que tener en cuenta que las cifras con las que se comparan ya son muy bajas», apuntó Oria.

Según datos de Acotex, las ventas del comercio textil han descendido un 20% en los últimos cuatro años, un periodo en el que han cerrado alrededor de 10.000 establecimientos.

El número de empleados, sin embargo, se ha reducido a menor ritmo, en torno a un 10% en cuatro años, porque el sector «ya era muy eficiente» antes de la crisis.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído