Fitch rebaja la nota de Madrid, Asturias y Cantabria

La agencia baja los rating del ICO, el FROB, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales y el de Pequeños y Medianos Astilleros

MADRID, 10 (OTR/PRESS)

Fitch se despidió de la semana pasada con una bajada de dos escalones del rating soberano a largo plazo de España y recibe a ésta con otra ‘sorpresa’. Esta vez, las afectadas son las comunidades de Madrid, Asturias y Cantabria, la provincia y la ciudad de Barcelona y las ciudades de La Coruña y Vigo. Las bajadas de las notas han sido dispares, pero la perspectiva es siempre idéntica: ‘negativa’. Lo mismo le ha ocurrido al rating del Instituto de Crédito Oficial (ICO), al del Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria (FROB), al de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y al de Pequeños y Medianos Astilleros (Pymar).

La calificadora de riesgos ha rebajado de ‘AA’ a ‘AA-‘ la nota a largo plazo de las comunidades de Madrid, Asturias y Cantabria. La agencia recorta en la misma medida las notas de las ciudades de La Coruña y Vigo. La urbe y la provincia de Barcelona bajan desde ‘AA++’ hasta ‘AA-‘. Los cambios son dispares pero la perspectiva es siempre la misma: ‘negativa’.

Las notas de los gobiernos locales de las ciudades de Madrid y Pamplona se mantienen en ‘AA-‘, pero sus perspectivas varían, también a ‘negativa’. El País Vasco quedó mejor parado, al mantener una nota a largo plazo de ‘AA’, un peldaño por encima del ‘rating’ de España, y de ‘F1+’ a corto plazo. Sin embargo, no se salvó de la perspectiva ‘negativa’.

Así es como Fitch abre la nueva semana, después de haber cerrado la pasada con una rebaja de dos escalones de la nota de solvencia del país, hasta ‘AA-‘ desde ‘AA+’. La perspectiva ‘negativa’ dejaba abierta la posibilidad de una nueva rebaja «por el impacto de la intensificación» de la crisis de la eurozona y por los riesgos para la consolidación fiscal que conlleva la ejecución presupuestaria de algunos gobiernos regionales.

«Como Fitch había advertido previamente, encontrar una solución creíble e integral a la crisis resulta política y técnicamente complejo y necesitará tiempo para aplicarse y ganarse la confianza de los inversores». La agencia apuntó el pasado viernes que, «mientras tanto, la crisis ha afectado negativamente a la estabilidad financiera de la región».

La calificadora justificó su decisión haciendo referencia a la «especial vulnerabilidad» de España a estas sacudidas exteriores, al tener en cuenta su todavía considerable déficit estructural, su elevado nivel de deuda neta externa y la fragilidad de la recuperación económica. A estos factores se une el proceso de desapalancamiento.

Las buenas noticias de las decisiones del lunes se han concentrado en Euskadi. La nota de solvencia de la provincia de Alava se queda como estaba, ‘AAA/Negativa’. Vizcaya y Guipúzcoa se alzan con la ratificación de su ‘AA+/Estable’, al igual que la ciudad de San Sebastián, que mantiene su ‘AA/Estable’.

DOS ESCALONES MENOS PARA EL ICO

La nota del ICO baja de ‘AA+’ a ‘AA-‘, con perspectiva ‘negativa’. Es una consecuencia de la bajada de la solvencia de España, ya que el rating del organismo está «totalmente basado» en la garantía «explícita, irrevocable, incondicional y directa» del Estado español, como recoge la legislación nacional.

La agencia confirma la nota a corto plazo ‘F1+’ y recuerda que el ICO es una institución crediticia propiedad absoluta del Estado y que responde ante el Ministerio de Economía español: «Es una agencia financiera estatal y aporta financiación en el medio y largo plazo para mejorar el desarrollo de ciertas regiones y sectores económicos, en línea con la política económica y social del Gobierno».

Las rebajas no quedan ahí. La agencia crediticia recorta desde ‘AA+’ a ‘AA-‘ la calificación de los 7.750 millones de euros de deuda emitida por el FROB, ya que, según explica, estas emisiones están garantizadas por el Reino de España. El ‘rating’ de la SEPI pasa de ‘AA+’ a ‘AA-‘, con perspectiva ‘negativa’, porque su calificación es equivalente a la deuda soberana por su estatus legal y por el estricto control del Estado.

La agencia sitúa la nota a largo plazo de Pymar en ‘A-‘ con perspectiva ‘negativa’. La nueva calificación está un escalón por debajo de su anterior calificación, ‘A’, debido a su vinculación con la deuda soberana.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído