Catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llull de Barcelona

Niño Becerra: «España está en venta»

Niño Becerra: "España está en venta"
Niño Becerra. PD

El Catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llull de Barcelona, Santiago Niño Becerra, asegura que España está en venta.

Durante los años de la burbuja en España se levantaron miles de edificios que tenían nombre español, el crédito barato fue la gasolina que alimentó esta burbuja que estalló en 2007. Ahora, todo está en venta, a precio de saldo y los grupos extranjeros no dejan pasar la oportunidad.

Niño no duda en señalar lo siguiente:

«Sí, sí, España está en venta. Con la particularidad de que lo que ahora se vende, parte de una inversión que fue acometida con fondos muchos de los cuales fueron prestados».

Durante los años del ‘boom’ inmobiliario la capacidad de ahorro nacional era incapaz de cubrir la demanda de inversión (en su mayoría ladrillo). Esa carencia de ahorro nacional se cubrió con ahorro exterior, proveniente de países que como Alemania u Holanda.

En España se estuvo edificando con «fondos que fueron prestados»:

«Y la ciudadanía española (física o jurídica) creyó que estaba haciendo el negocio de su vida».

Desde el estallido de la burbuja inmobiliaria más de 9.000 empresas vinculadas al sector han tenido que solicitar el concurso de acreedores, tal y como informa El País.

Todas esas empresas y los ciudadanos que no han podido cumplir con el pago de sus hipotecas han perdido esos inmuebles que han pasado a las entidades financieras que en su día concedieron la financiación a estos agentes.

Tras este traspaso de activos de unos agentes a otros (familias y empresas a entidades financieras), ahora se está produciendo una tercera fase. Varios grupos bancarios han logrado cerrar ya la venta casi total de sus gestoras de inmuebles a grupos extranjeros.

Un buen ejemplo es la venta al fondo norteamericano Apollo Global Management que se hizo con Evo Banco. Además, este fondo norteamericano se hizo con el 85% de Altamira, del Santander.

Un ejecutivo del fondo en España ha explicado a El País el porqué de la inversión: «Los activos inmobiliarios en España resultan interesantes.

Primero, los precios son estables.
Segundo, más del 50% de los bancos venden sin financiación, lo que significa que muchos ciudadanos prefieren poner dinero en inmuebles antes que el el banco. Y tercero, hay un gran porcentaje de ventas en Andalucía y Levante, que son las zonas con mayor stock».

Becerra cree que España está en venta, todo lo que un día se construyó por empresas españolas y que pertenecía a ciudadanos nacionales está en venta. Los fondos extranjeros están aprovechando ‘las rebajas’ para posicionarse en España.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído