La presidenta del Círculo de Empresarios criticado también la excesiva regulación que, a su juicio, sufre la economía española

Mónica Oriol: «En cuanto sacas un poco la patita te mandan un inspector y te cierran la empresa»

Ha acusado a CCOO, UGT y a la patronal CEOE de "funcionar como casta", ya que "defienden lo sectorial, no la competitividad"

Mónica Oriol: "En cuanto sacas un poco la patita te mandan un inspector y te cierran la empresa"
Mónica de Oriol Captura

Ha alabado la reforma laboral impulsada por el Gobierno porque, a su juicio, ha permitido "generar una enorme capacidad de negociación"

La presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol, ha criticado el nivel educativo de España por estar debajo de la media de la OCDE y ha identificado el nivel de idiomas como una de las lacras del mercado de trabajo. «En un país donde el turismo es la industria más grande, tener uno de los niveles de inglés más bajos de la UE no es comprensible», señaló.

En su opinión, la «sobrecualificación» profesional, la falta de graduados en Formación Profesional (FP) y el poco conocimiento de idiomas extranjeros, en especial el inglés, como los problemas que España debería abordar para mejorar su mercado laboral.

«El tema de los idiomas es un drama en España. Te vas a las playas y el camarero en cuanto pasas de la tercera pregunta ya no sabe responder en inglés porque nos quedamos en el ‘My tailor is rich’, la primera frase de un método de aprendizaje de inglés».

En la misma línea, ha lamentado que en España hay demasiados universitarios, y ha apostado por dificultar el acceso a la universidad e incentivar la Formación Profesional (FP) para evitar la sobreformación de algunos puestos de trabajo. «Una prueba que pasan el 96% de los alumnos no puede considerarse de selectividad», ha declarado, y ha añadido que la marcha de jóvenes preparados es buena porque volverán con un capital positivo para el país.

Una regulación excesiva

La empresaria ha criticado también la excesiva regulación que, a su juicio, sufre la economía española y las consecuencias que conlleva quejarse de la misma, y ha asegurado que España es «un país donde tienes que desayunar cada día con el BOE para estar legal»

«Nos da miedo criticar al poder porque en cuanto sacas un poco la patita, el poder te manda un inspector de Hacienda o uno laboral. Y te lo mandan y te cierran lo empresa o te ponen multas».

Sobre el mercado laboral, ha ahondado en que a la mayoría de empresas les resulta más rentable no llegar a la cifra de 50 empleados porque, al alcanzar este número, tienes sindicalistas «liberados y eso quiere decir cinco personas que cobran un sueldo y no trabajan».

Sin embargo, la presidenta del grupo Seguirber-Umano, responsable de la seguridad del Madrid Arena, ha instado a acelerar los procesos de conversión de las micro y las pequeñas empresas hacia empresas medianas, es decir, las que cuentan con entre 50 y 250 trabajadores, para que la economía española consiga mayor estabilidad financiera y una mejor resistencia a las etapas de crisis.

Para conseguirlo, Mónica de Oriol ha pedido rebajar las trabas burocráticas y administrativas y un trato fiscal más favorable a las empresas medianas, así como un mercado laboral menos rígido. «La maraña de deducciones está diseñada para las grandes compañías, por lo que al final la empresa pequeña y mediana en España ha estado pagando más impuestos que la empresa grande», ha asegurado.

Sindicatos y castas

La presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol, ha acusado a CCOO, UGT y a la patronal CEOE de «funcionar como casta», ya que «defienden lo sectorial, no la competitividad», y ha añadido que «son la herencia de los sindicatos verticales del franquismo».

«Afortunadamente parece que se están reinventando en los últimos dos o tres años, pero se habían convertido en un brazo más del Gobierno», afirmó. Para la empresaria, «son dos tipos de sindicatos distintos: unos defienden a las empresas y otros a los trabajadores, pero realmente funcionan como casta».

De Oriol ha alabado la reforma laboral impulsada por el Gobierno porque, a su juicio, ha permitido «generar una enorme capacidad de negociación» en las empresas y «salir de las superestructuras de la CEOE y los sindicatos».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído