Detenido el exgerente de Agrofruit y Ebrefruit acusado de un agujero contable de 30 millones

El exgerente y exconsejero de las empresas exportadoras de cítricos Agrofruit y Ebrefruit de Tortosa (Tarragona) –detenido este miércoles junto a otras tres personas en la operación Àgora– está acusado de dejar un agujero contable de 30 millones de euros en las compañías y apropiarse de 275.000, según han informado este viernes los Mossos d’Esquadra en un comunicado.

Se trata de un hombre de 51 años, nacionalidad española y vecino de Tortosa, que fue detenido después de que la policía registrara la empresa por presuntos delitos económicos durante más de cuatro horas la mañana del miércoles y que está previsto que pase este viernes a disposición judicial.

Según los Mossos, se le imputan delitos de falsedad contable, administración desleal y fraudulenta, apropiación indebida, alzamiento de bienes, fallida fraudulenta, delitos contra la Hacienda Pública y falsedad documental.

En la misma operación los agentes detuvieron a dos hombres por presuntamente haber aprovechado su condición de administradores para intentar recuperar una parte del dinero que habían dejado a la compañía en concepto de préstamo, y a un tercero por alzamiento de bienes.

La investigación se inició el verano de 2013 a raíz de una denuncia presentada en los juzgados de Tortosa, en la que se apuntaba a que el gerente había reconocido ante el consejo de administración de la empresa haber ocultado cuantiosas pérdidas económicas durante años, presentando ante los órganos sociales de la compañía y el Registro Mercantil datos falsos para ocultar pérdidas, por lo que la empresa simulaba presentar beneficios cada año.

FACTURACION FICTICIA

Para ello, el gerente ideó un método de facturación ficticia entre las dos compañías, mediante un sistema bancario de adelanto o descuento, que mantuvo hasta que la situación fue insostenible y se vio abocado a solicitar el concurso de acreedores.

Una vez admitido a trámite el concurso, se determinó que el valor real de la deuda era de más de 50 millones, muy superior a los 30 millones de euros declarados en el momento como patrimonio negativo.

Por otro lado, los Mossos han descubierto una serie de operaciones entre una de las empresas y el exgerente, y entre esta empresa y dos miembros del consejo de administración, que también han sido detenidos.

Los tres hombres pudieron haber recibido indebidamente entre 100.000 y 275.000 euros de la compañía, que justificaron como movimientos entre las dos sociedades alimentarias, cuando en realidad fueron a parar a las cuentas de los detenidos.

Además, otro consejero de la compañía realizó diversas operaciones para ocultar su patrimonio y no tener que hacer frente a futuras responsabilidades civiles y patrimoniales, y también ha sido detenido.

Agrofruit es un exportador de cítricos que, paralelamente, se dedica al transporte internacional por carretera para mercancías perecederas hacia países como Alemania y Austria, tras cargar los productos en el sur de España y almacenarlos en la planta de Tortosa, según recoge en su página web.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído