Arabia Saudí amenaza con retirar el contrato al consorcio del AVE a La Meca si no lo acaba «cuanto antes»

Arabia Saudí ha instado al consorcio de empresas públicas y privadas españolas que en 2011 se adjudicó el contrato de construcción y explotación del AVE La Meca-Medina a completar el proyecto «lo antes posible», dado que, en caso contrario, podría retirarles el contrato.

Así lo ha indicado el ministro de Transporte saudí, y presidente de la Saudi Railways Organitation (SRO), organismo promotor del proyecto, Abdullah Al-Muqbel, según publica el diario local ‘Arab News’.

En concreto, según este rotativo, el ministro ha instado al consorcio a «completar la fase del proyecto que le corresponde lo antes posible» y a presentar en dos meses «un plan para solventar los retrasos» que, según asegura, acumula la obra.

Además, el periódico árabe asegura que se trata del último aviso que las autoridades otorgan a las compañías españolas, a las que advierten de emprender las acciones necesarias que llevarían a retirarlas del proyecto.

En opinión del ministro, el plan del consorcio para solventar los retrasos, debería incluir un aumento de medios tanto materiales como humanos, y de mano de obra, para acometer los trabajos.

El rotativo detalla que el aviso del ministro de Transportes se registra después una «visita sorpresa» que realizó recientemente a las obras en la que habría analizado el progreso de los trabajos.

Según el periódico, durante su visita, el también presidente de la SRO conversó con técnicos de Renfe, compañía encargada de explotar la línea una vez se construya, y oficiales de obra, con los que trató sobre los retratos del proyecto.

UNO DE LOS MAYORES CONTRATOS INTERNACIONALES.

El consorcio que a finales de 2011 se hizo con uno de los mayores contratos logrados por España en el exterior, presupuestado en 6.736 millones, está integrado por doce empresas, las públicas Adif, Renfe e Ineco, y las privadas Cobra (ACS), Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia, Inabensa, Indra, OHL y Talgo, además de las saudíes Al Shoula y Al Rosan.

El proyecto comprende la construcción de la denominada ‘superestructura’ (las vías y los sistemas de comunicación, electrificación y seguridad) de la línea de 450 kilómetros de longitud y la posterior explotación por parte de Renfe durante doce años de este corredor AVE que unirá las dos ciudades santas en dos horas y media.

El denominado ‘AVE del desierto’ está diseñado para circular a una velocidad de hasta 300 kilómetros a la hora. Talgo se encargará de suministrar los trenes, unos 35 vehículos con capacidad para 450 viajeros.

Está previsto que el AVE una La Meca y Medina en menos de dos horas y media, con lo que aportará nuevas opciones de viajes a los millones de peregrinos que cada año visitan las ciudades santas del Oeste del país. Se calcula transportará a unos 60 millones de pasajeros anuales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído