FCC entra en Serbia y Kosovo con su negocio de agua, con contratos de depuradoras por 15 millones

FCC ha entrado en Serbia y Kosovo con su negocio de agua Aqualia, al adjudicarse la construcción de sendas depuradoras en estos países por un importe global de unos 15 millones de euros, según informó la compañía.

Con estos proyectos, la compañía que preside Esther Alcocer Koplowitz refuerza la presencia de su filial de agua en la zona de los Balcanes y potencia su internacionalización.

El contrato se enmarca además en la nueva estrategia de la compañía, que se plasmará en el plan estratégico que lanzará en 2015, de potenciar la expansión internacional de su negocio de servicios y agua.

Por el momento, en Serbia, Aqualia se ha hecho con la construcción de una depuradora en la ciudad de Vrsac, una instalación que contará con capacidad para producir 26.000 metros cúbicos de agua al día. El proyecto supone 5,6 millones de euros que financiará el banco alemán KFW.

En Kosovo, la filial de FCC se ha adjudicado la construcción de la depuradora de la ciudad de Prizen por un importe de 10,5 millones de euros. El proyecto, que se firmará el próximo mes de enero, contará con capacidad en una primera fase para tratar el agua equivalente a unos 50.000 habitantes.

Con estos contratos, Aqualia refuerza la destacada presencia con que cuenta en la zona de los Balcanes, donde ya está presente en Montenegro y Bosnia, también con proyectos para construir depuradoras.

En paralelo a su entrada en dos nuevos mercados internacionales, la filial de agua del grupo ha reforzado su negocio en España, dado que acaba de lograr el contrato de gestión y mantenimiento de un lote de 28 depuradoras en Madrid para el Canal de Isabel II.

FCC Aqualia presta actualmente servicio en municipios de 22 países, factura unos 1.000 millones de euros anuales y cuenta con una cartera de contratos de servicios por 14.000 millones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído