PSOE pide que la UE compense a las flotas europeas por las pérdidas causadas por la norma de pesca de tiburón

El PSOE ha registrado en el Congreso una proposición no de ley pidiendo al Gobierno que inste a la UE a compensar a las flotas pesqueras europeas por las pérdidas que les está causando la aplicación del reglamento sobre la pesca de tiburón, que obliga a desembarcar la pieza completa sin separar antes las aletas, una norma que sólo afecta a los estados miembros y no a terceros países.

En la iniciativa, que recoge Europa Press y que será debatida en la Comisión parlamentaria de Agricultura, los socialistas explican que el Reglamento comunitario sobre el cercenamiento de las aletas de los tiburones en los buques estipula, desde su modificación de 2013, que es obligatorio desembarcar el cuerpo del tiburón completo, antes de cercenar las aletas.

Una «restricción» que «sólo obliga a los países de la UE» pero que no tiene un equivalente en otros estados como China, Corea y Japón, que «pescan cantidades importantes de tiburón», lo que coloca a los estados miembros en «inferioridad de condiciones» ante sus competidores internacionales.

«Consideramos necesario mantener la prohibición de tirar al mar el cuerpo de los tiburones después de haber cercenado las aletas, pero la medida adoptada por la UE está suponiendo un incremento de los costes que los barcos que se dedican a esta pesquería no pueden asumir», advierte el PSOE, que pide por ello al Gobierno que solicite a la UE compensaciones por las pérdidas económicas causadas.

CERTIFICADO DE CUMPLIMIENTO

Además, el principal partido de la oposición propone que las autoridades comunitarias establezcan una certificación que «ponga en valor» el cumplimiento de esta normativa por parte de las flotas europeas y su «esfuerzo para mantener la sostenibilidad del sistema marino».

En la iniciativa también se sugiere hacer un llamamiento a los estados miembros de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) para que «eliminen los vacíos legales» que permiten a algunas flotas mantener la práctica de cercenar las aletas de tiburón.

Finalmente, dado que los resultados de la aplicación del reglamento europeo hasta la fecha están siendo «suficientemente gravosos», el principal partido de la oposición reclama que se adelante la fecha de evaluación del reglamento por parte de la Comisión Europea, prevista inicialmente para el 1 de enero de 2016.

Junto con el PSOE, también el Bloque Nacionalista Galego (BNG) tiene registrada en el Congreso una proposición no de ley exigiendo que la Comisión Europea (CE) imponga la norma de aletas adheridas a todas las partes contratantes de ICCAT y otras organizaciones regionales de pesca para que se «aplique la misma vara de medir» a todas las flotas y se eviten los aproximadamente 9,5 millones de euros de sobrecoste que anualmente sufre el centenar de barcos que se dedican a esta especie en España, según sus cálculos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído