La facturación del sector de las franquicias se elevó un 3,1% en 2014, hasta 23.130 millones

La facturación del sector de las franquicias se elevó un 3,1% en 2014, hasta 23.130 millones de euros, según se desprende de la Guía de Franquicias de España 2015, editada por la consultora internacional Barbadillo y Asociados.

En concreto, el pasado ejercicio concluyó con un total de 1.021 franquicias, lo que supone un incremento del 1,07% respecto al ejercicio anterior y pone de manifiesto la fortaleza de un sistema rentable y capaz de aportar estabilidad al comercio minorista.

El empleo, por su parte, registra también la misma tendencia al alza, ya que a finales de 2014, la franquicia ocupa a un total de 235.670 personas, un 7,9% más que el ejercicio anterior.

Respecto a los sectores, el de la restauración es el que más creció el pasado ejercicio, impulsado por los nuevos conceptos de negocio que se suman a este sector compuesto por varios subsectores: restauración genérica, temática, ‘fast-food’, cafeterías y bocadillerías, y que, tradicionalmente, ha sido uno de los que más estabilidad han aportado a esta fórmula de comercio.

En concreto, si en 2013 existían 138 centrales franquiciadoras dentro de este área, en 2014 ascendían a 152, un crecimiento del 9,2% para este sector, que representa el 5,8% del total del sistema de franquicia.

Un sector que ha experimentado también un repunte es el de la moda, motivado por el aumento de franquicias dentro del subsector compuesto por las marcas de moda infantil. Así, del total de 76 franquicias de moda que existían el pasado año, 2014 ha cerrado con 85.

Respecto a la distribución geográfica, la región que más sedes de franquicias acumula continúa siendo Madrid, con un total de 342 (5 más que el pasado año), por delante de Cataluña con 231 (3 más que en 2013) y que están seguidas por la Comunidad Valenciana con 120, Andalucía con 107 y Castilla y León con 46.

Por otro lado y sobre la inversión, España se sitúa en la franja baja, ya que el 57% de las marcas pueden iniciarse con menos de 60.000 euros. La mayoría de las enseñas, el 30%, requieren una inversión inicial total que oscila entre los 30.000 y los 59.999 euros, mientras que las que necesitan para ponerse en funcionamiento entre 0 y 29.999 euros representan un 27%.

Les siguen muy de cerca (un 25%), las que requieren entre 60.000 y 119.999 euros, mientras que un menor porcentaje representan las que necesitan inversiones por encima de los 120.000 euros (18%). El canon de entrada se sitúa en una media de 11.350 euros, en tanto que el ‘royalty’ o canon de mantenimiento alcanza una cifra media del 5% sobre facturación.

El estudio pone de manifiesto que la mayoría de los contratos de franquicia se firman por cinco años (65,16%), seguidos de los que se rubrican por 10 años o más (15,94%), y un 18,9% lo hace por menos de cinco años.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído