El BNG pide al Gobierno que se oponga en Bruselas al reglamento que prohíbe la pesca con redes a la deriva

El Bloque Nacionalista Galego (BNG) ha registrado en el Congreso una proposición no de ley instando al Gobierno a que se oponga al reglamento comunitario con el que se pretende prohibir la pesca con redes a la deriva, sin distinguir al sector artesanal, para el que ésta es un arte «ancestral, sostenible y muy utilizada» para algunas especies como la sardina.

En la iniciativa, que recoge Europa Press y que será debatida en la Comisión de Agricultura, los nacionalistas gallegos explican que existen diversas artes de deriva en Galicia, todas ellas «muy selectivas y respetuosas con el ecosistema», destinadas a «especies muy concretas» y que se podrían enmarcar en la «economía de subsistencia» y no con las «redes kilométricas que utilizan algunos sectores en Europa».

Pese a esta distinción, el reglamento propuesto por la Comisión Europea «quiere establecer la prohibición total de llevar a bordo o utilizar cualquier tipo de red de deriva a partir de enero de 2015» en todas las aguas comunitarias, apelando al «criterio de precaución».

AFECTA A ESPECIES PROTEGIDAS

Y es que el Ejecutivo comunitario recuerda que algunas flotas que utilizan redes de gran extensión provocan importantes daños en muchas especies protegidas como las tortugas o los delfines. Es el caso particularmente de la llamada ‘ferretara’ italiana, «muy destructiva y dañina» según los nacionalistas gallegos porque sus dos kilómetros y medio de superficie «se llevan por delante todo tipo de especies».

Además, Bruselas recuerda que esta propuesta ha sido sometida a consultas en toda la Unión sin que se hayan recibido alegaciones por su incidencia en otras artes de deriva artesanales como las que se utilizan en Galicia, ante lo que el Bloque se cuestiona la actuación del Gobierno central, que pudo no haber transmitido la información pertinente a la Comisión sobre este aspecto.

Así, «la UE está metiendo en el mismo saco todo tipo de artes de deriva sin discernir la pesca industrial de la artesanal, y sin distinguir entre la pesca irregular y la pesca tradicional», critica el BNG, recordando que «es obligación del Gobierno español dar a conocer la especificidad de las artes de deriva gallegas de la pesca artesanal» para «contrarrestar una normativa uniformizadora, nacida de un problema que no ha provocado la pesca gallega».

Por eso, exige al Ejecutivo que se reúna con el sector para «documentarse debidamente» y así poder presentar alegaciones al reglamento europeo, en aras a defender «con interés y compromiso» la especificidad de la pesca con redes a la deriva artesanal de Galicia y los intereses del sector.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído