Adif niega en el Congreso que el tramo Orense-Santiago fuera vía de alta velocidad

El presidente de Adif, Gonzalo Ferre, ha negado esta semana que el tramo de línea ferroviaria entre Orense y Santiago, donde en julio de 2013 se produjo un accidente en Angrois que se cobró la vida de 79 personas y dejó más de un centenar de heridos, fuera una vía de alta velocidad.

Durante su comparecencia ante la subcomisión de estudio y análisis del sistema ferroviario español del Congreso, a cuyas actas ha tenido acceso Europa Press, Ferre afirmó que el tramo Santiago-Orense está gestionado por la empresa Adif y no por Adif Alta Velocidad porque «no es una línea de alta velocidad» sino una línea convencional. «Es así y no hay más que decir», añadió.

De hecho, durante sus intervenciones parlamentarias de agosto de 2013, días después del siniestro, tanto el propio Ferre como la ministra de Fomento, Ana Pastor, ya aseguraron que esa conexión estaba proyectada como una línea AVE dotada del sistema de seguridad y señalización ERTMS pero que finalmente, en abril de 2011, se decidió construirla en ancho convencional con sistema ASFA.

CONTRADICE A LOS PERITOS

Sin embargo, esta afirmación contrasta con la propia Declaración sobre la Red de Adif en su versión actualizada de 2014, en la que se señaliza el tramo Orense-Santiago como de alta velocidad, aunque no se incluya en los trayectos que gestiona Adif Alta Velocidad.

Además, los cinco peritos de parte que ya han presentado al juez sus informes –falta el de Adif– coinciden en definir el tramo Orense-Santiago (denominada LAV082) como alta velocidad, y destacan cuestiones sobre el proyecto constructivo, su licitación y adjudicación, y como ésta «se concibe como una línea interoperable integrada en la red transeuropea de Alta Velocidad».

En el repaso del proceso para la puesta en marcha de la línea dan cuenta también de que el 28 de septiembre de 2009 el órgano de contratación de Adif resolvió adjudicar a TIFSA el contrato de ‘Consultoría y asistencia técnica para la redacción de los proyectos básico y constructivo de las instalaciones de señalización, telecomunicaciones fijas, control de tráfico centralizado, protección y seguridad y sistemas de protección del tren para el tramo Orense-Santiago de Compostela del Corredor Norte-Noroeste de Alta Velocidad’.

«VAYAN AL LIBRO DE SESIONES»

Esta fue prácticamente la única referencia que el presidente del gestor ferroviario hizo al accidente de Angrois durante su comparecencia parlamentaria, a pesar de que tanto la portavoz de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Ascensión de las Heras, como la del BNG, Rosana Pérez, le pidieron más explicaciones al respecto.

«Lamento decirles que, obviamente y como me imagino que ustedes deberían esperar, no voy a responder a nada relacionado con el accidente de Angrois. Primero, porque todo lo que tenía que decir lo dije en esta sede en agosto del año 2013, cuando comparecí y lo expliqué todo. Cualquier cosa que quieran, váyanse al libro de sesiones, lean lo que yo dije porque exactamente lo que dije entonces es lo mismo que podría decir hoy», espetó Ferre a los diputados.

A renglón seguido, explicó que su negativa a pronunciarse sobre el accidente se debe a la «sencilla razón» de que «el respecto a las víctimas y a la Justicia que está instruyendo la causa» le hacen concluir que «cuanto menos se hable, mejor».

«Por lo tanto, dejemos que la Justicia actúe, que será quien nos esclarezca lo que sucedió. Yo no voy a dar ninguna opinión. Por lo tanto lamento decirles que ninguna de las preguntas que me han hecho en relación con ese tema la voy a contestar», zanjó Ferre en su turno de réplica.

ES SU DECISION

Ante estas palabras, la socialista gallega Laura Seara replicó al dirigen de Adif que «decidir no contestar ninguna pregunta sobre el accidente de Angrois» era «su opción», pero que su obligación en todo caso era «hacerle esas preguntas». «Su obligación o, en todo caso, su conciencia es determinar que no las quiere contestar o que no debe o remitirse a las conclusiones judiciales, pero le he hecho algunas preguntas que creo que deberían recibir respuesta», añadió.

Por su parte, el portavoz ‘popular’ de Fomento, Andrés Ayala, también recordó que la subcomisión se creó tras el «desgraciadísimo» accidente de Angrois pero se decidió que las cuestiones relativas a dicho siniestro no serían objeto de las comparecencias, sino que debería ser la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) la que se pronunciara al respecto.

«Por lo tanto, no podemos dar respuesta a esas inquietudes que nos siguen abordando sobre las causas del accidente. Y precisamente en esta subcomisión estamos para ver cuál es el mejor servicio de futuro que vamos a dar a nuestros ciudadanos, cuál es el análisis del sistema ferroviario y cuál va a ser el desarrollo en el futuro», añadió el diputado del PP, subrayando en varias ocasiones que la red ferroviaria española es segura.

EL AVE LLEGARA A GALICIA EN 2018

En relación con este asunto, Ferre reiteró en varias ocasiones que «salvo catástrofe» la alta velocidad llegará a Galicia en el año 2018 y, ante las dudas expresadas por el PSOE, replicó que al menos debería esperar hasta ese año para quejarse.

«No me regañen antes, porque (el PSOE) prometió en su momento que en 2009 el AVE habría llegado a Galicia y estamos en 2015 y no sé si han hecho acto de constricción pero… En fin, que no se preocupe que sí, que yo creo que llegaremos en el año 2018», apostilló, subrayando que con las inversiones en alta velocidad que se están realizando para poner en marcha nuevos tramos Adif espera que «en los próximos años» se pueda duplicar el número de viajeros, que en 2014 superaron los 30 millones.

Finalmente, defendió que las infraestructuras ferroviarias españolas son «de las más seguras» de Europa y expresó su preocupación por los robos de cable, que el pasado año superaron los 1.700 casos y provocaron 1.277 incidentes.

«Es una barbaridad. Eso significa que todos los días nos están robando por todos los sitios, y es tremendo. Realmente, esto puede terminar siendo un problema de orden público y yo espero que se tomen todas las medidas necesarias por este Congreso para ayudarnos a que esto no sea así, porque de verdad que se está poniendo muy difícil el entregar este servicio», añadió, reclamando la «colaboración» de todos los organismos implicados para «luchar contra estos actos delictivos».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído