Fabricantes y comercio reclaman al Gobierno que impulse un plan ‘renove’ para electrodomésticos

Las patronales de fabricantes y distribución de electrodomésticos han reclamado al Gobierno que impulse un plan ‘renove’ para este tipo de productos, tras la experimentar una caída de hasta el 50% de las ventas en los últimos siete años, lo que ha provocado el cierre de industrias y de tiendas de barrio.

Para ello, la Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos (FECE), la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) y la Asociación Nacional de Fabricantes de Electrodomésticos de Línea Blanca (Anfel) han elaborado un informe que aporta los argumentos fundamentales que respaldan esta solicitud.

En ficho informe estudian en profundidad factores que puede aportar este plan ‘renove’ como el ahorro que supondría para el consumidor, los beneficios que tendría para la recuperación de la industria española y su I+D, e incluso, como principal novedad, se certifica la recuperación inmediata por parte de la Administración Pública de la totalidad de la inversión.

«Este plan puede ser la clave para la recuperación de un sector que lleva varios años en caída libre», han señalado desde el sector.

En concreto, la industria de electrodomésticos cerró 2014 con un alza de la facturación del 7,78%, el primer repunte desde 2007, lo que supone la confirmación de un cambio de tendencia en el sector, uno de los más afectados por la crisis económica, marcada por el enfriamiento del consumo.

Al incremento registrado en valor se suma el crecimiento acumulado en volumen del 11,8% respecto al año precedente, es decir, 609.204 unidades más vendidas que en 2013, con ascensos en todas las categorías de producto, según los últimos datos de Anfel a los que tuvo acceso Europa Press.

«Se va confirmando un cambio de tendencia, después de que las ventas de electrodomésticos se hayan reducido a más de la mitad con respecto a las que acontecieron en 2007, estando actualmente su nivel muy por debajo de los niveles teóricos de reposición, en un mercado consolidado de productos considerados como de primera necesidad», ha subrayado Anfel.

El sector retornó a la senda positiva en el primer mes del año, al comercializar 63.190 unidades más que hace un año, con un crecimiento del 17,09% en términos de volumen, y durante todo el año 2014 se ha mantenido en terreno positivo.

El avance experimentado en 2014 se registra después de que la industria de electrodomésticos cerrara 2013 con una caída de la facturación del 6,41%, más moderada que la registrada un año antes, si bien acumula un desplome del 50% desde 2007, ejercicio en el que las ventas comenzaron a desplomarse (-0,90%).

«2015 se vislumbra con expectativas de consolidación del cambio de tendencia», ha subrayado la asociación, que ha afirmado que la mayor confianza del consumidor, basada principalmente en la mejora inmediata de su renta disponible, la apertura paulatina del crédito a familias y el crecimiento en la generación de empleo podrán afianzar la renovación de un parque instalado de electrodomésticos que ha sufrido un «continuo envejecimiento» a lo largo de la crisis.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído