Philip Morris y JTI rectifican y sitúan también sus marcas baratas en el precio psicológico de cuatro euros

Philip Morris y JTI han retocado de nuevo los precios de sus marcas más relevantes en el segmento de bajo precio de cigarrillos y lo han vuelto a situar en los cuatro euros, tras aplicar una bajada de cinco céntimos.

De esta forma, la multinacional estadounidense fija en el precio psicológico de cuatro euros su cajetilla de Philip Morris Club Red Cut, con una cuota de mercado del 0,2%, lo mismo que hace su competidor JTI con su marca Benson & Hedges, con una presencia en el mercado del 0,5%.

Así, ambas tabaqueras se suman a la decisión de Altadis, la primera en dar marcha atrás y bajar cinco céntimos el precio de algunas de sus marcas, entre ellas West Brooklyn, hasta los cuatro euros, después de que British American Tobacco (BAT) decidiera mantener el precio de su marca barata Pall Mall White en cuatro euros.

Tras el movimiento realizado por BAT, sus competidores han decidido mover ficha y rebajar los cinco céntimos que subieron con anterioridad en sus marcas de tabaco barato, todas ellas ahora con un precio de cuatro euros.

Por su parte, la tabaquera Gran River Enterprises, cuya comercializadora en España es Tobaccoland, ha lanzado Mark 1 American Blend 25 y Mark 1 Golden Blend 25 a un precio de 4,90 euros, marcas que se suman a Mark 1 Soft American Blend, que se comercializa a 3,95 euros.

Fuentes del sector han precisado a Europa Press que las dos primeras marcas son paquetes de 25 cigarrillos, cuyo precio se situaría por debajo de los 3,95 euros si fueran de 20 cigarrillos.

El segmento más barato, que supone el 14% del total del mercado de cigarrillos y está experimentado un rápido crecimiento, lo componen aquellas marcas que sitúan sus precios entre los 3,95 euros y los 4,10 euros.

Asimismo, la tabaquera luxemburguesa Ladewyck ha fijado también en cuatro euros el precio de su marca Elixyr Red 100’s.

SE CIERRA EL CIRCULO Y SE EVITA UNA GUERRA DE PRECIOS.

Con estos movimientos se evita una guerra de precios en el sector y se cierra el reposicionamiento de precios de tabaco barato iniciado tras las Navidades con una subida de cinco céntimos, hasta los 4,05 euros, y que tras la decisión de BAT de mantener su marca Pall Mall White en cuatro euros, las demás se han visto obligadas a situarlos de nuevo en ese umbral.

En concreto, BAT decidió seguir la estela de sus competidores y subir cinco céntimos sus marcas de cigarrillos Lucky Strike Red, hasta 4,45 euros, y Lucky Strike Original, hasta 4,35 euros, mientras que Pall Mall New Orleans Red pasa a costar 4,30 euros y Pall Mall Pocket Edition, 4,20 euros.

Lo que más estupor causó en el sector fue el hecho de que la compañía no tocara el precio de la cajetilla de Pall Mall White y lo mantuviera en los 4 euros, compitiendo de esta forma con otras marcas como West Brooklyn, la marca más relevante de Altadis en el segmento de bajo precio, con un precio que en ese momento se situaba en 4,05 euros y que ahora vuelve a situarse en cuatro euros.

Otras marcas similares de la competencia que también encarecieron su precios en cinco céntimos, hasta los 4,05 euros, fueron Philips Morris Club Red Cut, de la multinacional estadounidense Philips Morris o Benson & Hedges, de JTI. Ahora, ambas tabaqueras dan marcha atrás y sitúan sus precios en cuatro euros.

Estos reposicionamientos de precios se producen en un contexto del mercado en el que, tras una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, tendrá que desaparecer el conocido como impuesto doble mínimo de la fiscalidad de los cigarrillos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído