Las acciones de Indra cierran con una subida del 11% tras un informe favorable de UBS

Las acciones de Indra han finalizado la sesión con un repunte de casi el 11%, liderando las subidas del Ibex, tras un informe favorable de los analistas de UBS, que recomiendan comprar títulos de la firma tecnológica presidida por Fernando Abril-Martorell y que consideran que el precio objetivo de la firma en Bolsa es de 11 euros por acción, frente a los 8,5 euros en que lo tenían fijado anteriormente.

En concreto, la compañía ha cerrado la jornada con una subida del 10,96%, hasta los 10,020 euros por acción, y un volumen de negociación de 6,2 millones de títulos; por importe de 60,7 millones de euros. Las acciones de la firma han oscilado durante la sesión tocando un máximo de 9,88 y un mínimo de 9,21 euros.

En su informe, los analistas de UBS señalan que Indra ha perdido casi un tercio de su valor bursátil en los últimos doce meses debido a sus márgenes «débiles» y a su «escasa» generación de flujo de caja.

De esta forma, considerando que la firma cotiza en mínimos históricos en términos de múltiplos y ante la mejora de las perspectivas de flujos de efectivo, UBS ha decidido mejorar la calificación de la compañía y elevar su recomendación a ‘comprar’ desde ‘neutral’.

«PUNTO DE INFLEXION»

De acuerdo con UBS, los resultados presentados por la compañía a finales de febrero representan un «punto de inflexión». Para el banco, si bien el camino no será «fácil», el nuevo presidente ejecutivo tiene sobrada experiencia y se beneficiará de la «fuerte» recuperación macroeconómica en España.

UBS recuerda que Indra cuenta con una sólida posición en España, que representa un 40% de las ventas, donde los principales clientes están gastando más y donde el exceso de capacidad en Tecnologías de la Información debería ser absorbido gradualmente.

Por contra, el banco indica que la región de América Latina, con un peso del 30% en los ingresos, es el «punto débil» de la compañía, si bien se puede compensar con el crecimiento en nichos básicos como transporte y defensa.

RECORTAR DIVIDENDOS

Así, UBS cree que Indra podrá empezar a cobrar pronto proyectos por valor de 1.900 millones de euros, lo que supondría pasar de un flujo de caja de 60 millones en 2015 a 100 millones en 2016. En cuanto al margen operativo, el banco considera que rondará el 7% en el periodo de 2015 a 2018, aún lejos del pico del 12% de 2006.

Los analistas han indicado que la compañía podría aprobar un recorte del 50% en el dividendo que les permita disminuir la deuda. La firma ya decidió recortar su dividendo en 2012 a la mitad, pasando de los 0,68 euros de años anteriores a los 0,34 euros de años de los últimos dos años.

En el encuentro con inversores, que se celebrará en junio, Indra podría anunciar un cambio de posicionamiento que afectaría a los ingresos, pero, posiblemente, mejoraría la generación de flujo de caja, señala UBS.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído