Pórtico echará el cierre definitivo el próximo 23 de marzo

La empresa Pórtico cerrará sus puertas de forma definitiva el próximo día 23 de marzo, tras varios meses desde el inicio de la fase de liquidación, en la que a pesar de que recibió distintas ofertas de compra éstas no llegaron a materializarse, suponiendo ahora el cierre definitivo de todas las tiendas.

Así lo ha comunicado a Europa Press el presidente del comité de empresa, David Vales (CC.OO.), que ha indicado que el administrador concursal de Pórtico les transmitió que recibió distintas ofertas, consistentes en la venta en conjunto de la empresa y en la venta de las tiendas, pero ninguna fue «suficiente» y ninguna de ellas llegó «a materializarse».

De esta forma, aunque todavía quedan 15 tiendas abiertas, ha explicado que esta misma semana se está produciendo el cierre de nueve de ellas, y la próxima cerrarán las otras seis. A ellas se suman también los establecimientos de la filial Silomundi, ubicadas en Madrid.

El cierre de las tiendas físicas se produce después de que la empresa cerrase el pasado 10 de diciembre su comercio ‘on line’ y tras haber vendido toda la mercancía que había adquirido con dos millones de euros que inyectó Gordon Brothers Europe, filial europea de Gordon Brothers Group –dedicada a las reestructuraciones de ‘retail’–, con el objetivo de «relanzar la empresa» gallega.

Según ha trasladado Vales, desde que Pórtico entró en fase de liquidación el pasado mes de noviembre, los más de 150 empleados de la empresa han sido despedidos paulatinamente, y actualmente quedan 98. Todos ellos serán despedidos el próximo día 23, exceptuando alrededor de una docena, que quedarán a cargo de las nóminas y los últimos trámites del cierre.

Sobre ello, ha concretado que está previsto que el personal despedido reciba la parte correspondiente a los 23 días de marzo trabajados, además de 1.500 euros de finiquito, el 7,5% del salario al que renunciaron en su día con el ERE de 2013 y una indemnización que será determinada por el administrador concursal a partir «del dinero que quede».

«ANIMO BAJO»

Acerca de la situación, Vales ha reconocido que los trabajadores tienen «el ánimo bajo», y ha criticado que el cierre de la empresa se produzca «después de lo que se ayudó», puesto que cuando tuvo problemas de financiación, recibió «apoyo de trabajadores, de Fogasa, de Hacienda».

Así las cosas, aunque de momento ha rechazado entrar a valorar el proceso de liquidación y los motivos que han llevado al cierre de Pórtico, ha mostrado su frustración porque «una empresa que daba muchísimo dinero, que facturaba decenas de millones de euros y con muchísimos empleados se ha ido al traste».

CONCURSO

En junio de 2013, el Juzgado de lo Mercantil número dos de Pontevedra declaró la entrada en concurso de acreedores de Pórtico y de su filial Dayaday (que posteriormente fue adquirida por Tous), que tenían una deuda de unos 55 millones de euros. Un año después, tras llegar a un acuerdo con los acreedores y con una quita del 50 por ciento, la firma logró salir del concurso.

Sin embargo, sus problemas no se terminaron, porque tenía deudas con Hacienda y con los trabajadores. La empresa, que tenía acuerdos con inversores para una ampliación de capital por 2,5 millones de euros, logró llegar a un acuerdo para aplazar el pago de la deuda con el organismo público.

Asimismo, en agosto de 2014, llegó a un acuerdo ‘in extremis’ con el Fondo de Garantía Salarial para que adelantase el pago de la deuda con los trabajadores (unos 3,3 millones de euros), para lo que hubo que poner como aval, además de terrenos, el valor de la propia marca. En aquel momento, los directivos de la empresa habían anunciado que ese acuerdo permitiría «mantener la actividad y el empleo».

A principios de noviembre, la empresa solicitó en el juzgado la apertura de la fase de liquidación por la imposibilidad de ejecutar su plan de viabilidad y por falta de liquidez. La apertura de esta fase de liquidación implicó la formación de la sección de calificación en la que, según la Ley Concursal, se deberá decidir si el concurso de la empresa deudora es culpable o fortuito. Finalmente, su cierre se producirá el próximo lunes, día 23 de marzo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído