El regulador bancario de Panamá toma el control de la filial en el país de Banca Privada D’Andorra

La Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), el organismo regulador de la banca panameña, ha asumido el control administrativo de la unidad local de Banca Privada D’Andorra (BPA), en el marco de la investigación que las autoridades de Estados Unidos están realizando a su matriz por sospechas de lavado de dinero.

El supervisor bancario panameño explicó su decisión por la potencial imposibilidad de la filial en el país de Banca Privada D’Andorra de tener «acceso real a la mayoría de los activos para hacer frente a sus depositantes, lo que pudiera afectar las operaciones del banco en esta jurisdicción».

En este sentido, la Superintendencia de Bancos de Panamá subrayó que la mayor parte de los activos líquidos de la institución están colocados en el banco del grupo en Andorra.

«A juicio de la Superintendencia, los intereses de los depositantes corren peligro y se hace necesario proceder con la toma de control administrativo y operativo inmediato de Banca Privada D’Andorra (Panamá), como resultado de las acciones adoptadas por la Unidad de Inteligencia Financiera del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos», explicó el supervisor.

Las autoridades estadounidenses han vinculado a la matriz de la entidad en Andorra con la facilitación de transacciones de personas vinculadas con fondos derivados de actividades ilícitas incluyendo transacciones para organizaciones en Rusia, China y otras transacciones relacionadas con desviación de millones de dólares de la empresa petrolera de Venezuela (PDVSA) a cambio de comisiones.

No obstante, el supervisor panameño ha subrayado que no existen evidencias de que la subsidiaria de Banca Privada D’Andorra en Panamá se encuentre comprometida en estos actos ilícitos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído