El consejo de Repsol convoca junta esta semana para reelegir a Brufau y ratificar a Jon Imaz

El consejo de administración de Repsol convocará previsiblemente en su reunión de este miércoles la junta general anual de accionistas, que se celebrará el 30 de abril y en la que propondrá, entre otras cosas, la reelección por otros cuatro años del presidente de la compañía, Antonio Brufau.

En el orden del día de la asamblea también figurarán previsiblemente la ratificación como vocal del consejero delegado, Josu Jon Imaz, y del experto estadounidense en energía J.Robinson West, quien entró en el órgano rector de la compañía a finales de enero.

Otro de los puntos que se abordarán en la asamblea anual de accionistas será el dividendo anual, que rondará el importe de un euro por acción y cuyo reparto, como en otras ocasiones, se articulará a través del sistema de ‘scrip dividend’.

La reelección de Brufau y la ratificación de Jon Imaz consolidan el modelo de gestión diseñado hace cerca de un año por la compañía, en el que el presidente descargó sus funciones ejecutivas en la recién creada figura del consejero delegado.

Este traspaso de competencias se produjo en un momento de transición para la compañía, que acababa de cerrar dos años después un acuerdo con Argentina de indemnización por la expropiación de YPF y que iniciaba el reto de reconfigurar su perímetro de negocio.

Como parte de este cambio de rumbo, Repsol acordó a finales del año pasado la compra de la petrolera canadiense Talisman Energy por cerca de 10.400 millones, en una operación que le permitirá reforzarse en la región OCDE sin perder la estabilidad financiera.

BRUFAU Y JON IMAZ.

Tras los cambios del año pasado, Brufau sigue siendo responsable de la Fundación Repsol, de la dirección de Comunicación y Presidencia, de la dirección financiera y de la actividad jurídica, liderada por el secretario del consejo de administración, Luis Suárez de Lezo.

Por su parte, Jon Imaz ha asumido la gestión de las grandes direcciones generales del negocio, que son las de estrategia, control y recursos, personas y organización, asuntos legales, exploración y producción, industrial y trading, y, en último lugar, comercial, química, gas y electricidad.

En cuanto al accionariado de la compañía, Repsol abordará su próxima junta con una estabilidad de la que no había disfrutado hace años, una vez Pemex decidió salir del capital y Sacyr encontró un encaje dentro de la compañía.

Caixabank, con un 11,6%, es el principal accionista de la petrolera, por delante de Sacyr, que tiene un 8,8%, y de Temasek, que cuenta con un 6%. Cerca del 73% del capital corresponde al ‘free float’ en Bolsa.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído