(Ampl.) Repsol convoca junta el 30 de abril para reelegir a Antonio Brufau como presidente y ratificar a Imaz

El consejo de administración de Repsol ha acordado convocar junta general de accionistas el próximo 30 de abril para proponer la reelección de Antonio Brufau como presidente y la ratificación de Josu Jon Imaz como consejero delegado durante cuatro años más.

Los accionistas de la petrolera abordarán además la reelección como consejeros de Luis Carlos Croissier, Angel Durández, Mario Fernández, José Manuel Loureda y de John Robinson West, según ha informado este jueves la compañía.

En materia de retribución al accionista, el consejo de administración ha acordado proponer a la junta la continuación del programa ‘Repsol Dividendo Flexible’ en sustitución del dividendo complementario del ejercicio 2014 y del dividendo a cuenta del ejercicio 2015.

En concreto, ha aprobado someter a la junta una retribución, bajo la fórmula del ‘scrip dividend’, equivalente a 0,50 euros brutos por acción. Este dividendo flexible sustituirá al que habría sido el dividendo complementario con cargo al ejercicio 2014.

Los accionistas también se pronunciarán sobre aspectos como las cuentas del ejercicio, la gestión del consejo de administración y la designación del auditor de cuentas, así como sobre un plan de adquisición de acciones para el periodo 2016-2018.

La junta de accionistas se pronunciará además acerca de la modificación de ocho artículos de los estatutos sociales relativos a la asamblea general, además de otros diez relacionados con el consejo de administración.

La reelección de Brufau y la ratificación de Jon Imaz servirán para consolidar el traspaso de competencias entre el presidente y el nuevo consejero delegado anunciado hace un año.

Este reordenación de las funciones de los directivos de más alta responsabilidad de la petrolera se produjo en un momento de transición para la compañía, que acababa de cerrar dos años después un acuerdo con Argentina de indemnización por la expropiación de YPF y que iniciaba el reto de reconfigurar su perímetro de negocio.

Como parte de este cambio de rumbo, Repsol acordó a finales del año pasado la compra de la petrolera canadiense Talisman Energy por cerca de 10.400 millones, en una operación que le permitirá reforzarse en la región OCDE sin perder la estabilidad financiera.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído