Las empresas no financieras elevan un 170% el beneficio en 2014 por plusvalías y la recuperación

Las empresas no financieras elevaron un 170% sus resultados en 2014 gracias al «fuerte impulso» de los ingresos atípicos, entre ellos los procedentes de las plusvalías por desinversiones, y a la «prolongación en la tendencia de paulatina recuperación de la actividad empresarial».

Estos datos y valoraciones, que evidencian una aceleración en unas ganancias empresariales que ya subieron un 63% en 2013, aparecen recogidos en el Boletín Económico del Banco de España del mes de marzo y han sido elaborados por la Central de Balances Trimestral (CBT).

El ejercicio se caracterizó por unas menores pérdidas en las empresas deficitarias y por las «importantes plusvalías» obtenidas en las ventas de activos financieros. El Banco de España atribuye además el incremento a que se partía de un «nivel históricamente reducido».

En todo caso, el resultado ordinario neto (RON) registró un descenso del 11,3% debido al fuerte descenso de los ingresos financieros, lo que supone un retroceso superior al 0,2% contabilizado en el ejercicio precedente.

Las ratios de rentabilidad disminuyeron en 0,5 puntos porcentuales, si bien las empresas se vieron beneficiadas de un descenso en 0,1 puntos del coste de financiación, que se sitúa en el 3,4%.

El valor añadido bruto (VAB) de las empresas registró un ligero incremento, del 0,2%, frente al retroceso del 4,2% observado un año antes. Esta variable se vio «muy condicionada» por la fuerte contracción registrada en las sociedades de refino de petróleo, donde se redujo casi un 60%.

El resultado económico bruto (REB) apenas varió en 2014, tras el descenso del 6,5% experimentado en 2013, al tiempo que los ingresos financieros se redujeron un 21,5%, debido sobre todo al comportamiento de los dividendos recibidos.

MAS GASTO DE PERSONAL, MENOS EMPLEO.

Por otro lado, los gastos de personal se elevaron ligeramente en 2014, en un 0,5%, frente al descenso del 1,7% registrado en el año anterior. Esta evolución responde al «positivo comportamiento del empleo», que incentivó un aumento «moderado» de las remuneraciones medias.

Sin embargo, las plantillas medias se redujeron un 0,5% en 2014, un retroceso mucho más moderado que el registrado en el año anterior, del 2,2%. Aun así, el Banco de España aprecia una «recuperación» del empleo en el conjunto de la economía.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído