Las aseguradoras se preparan para poner fin a la guerra de precios en el seguro de automóvil

Las principales aseguradoras españolas se preparan para poner fin a la guerra de precios en el seguro del automóvil, ya que la recuperación económica y la caída de los precios del petróleo anticipan un aumento de la siniestralidad, a lo que se une el nuevo baremo de autos, que contempla un incremento de las indemnizaciones en accidentes de tráfico.

Según un estudio del comparador Kelisto.es, los precios del seguro de coche subieron en marzo en todas las modalidades (terceros, terceros ampliado y todo riesgo). La prima media se encareció un 6,93% con respecto al mes anterior y se situó en 599,45 euros, frente a los 560,62 euros registrados en febrero.

«La puesta en marcha del baremo de autos, el incremento del uso de los vehículos con la bajada del precio del petróleo y la recuperación económica, así como el entorno de tipos de interés bajo conducen al fin de la guerra de precios en el seguro de auto», ha explicado a Europa Press el director de Particulares de AXA, Luis Sáez de Jáuregui.

Desde su punto de vista, «el sector tendrá que aumentar los esfuerzos en ofrecer precios ajustados casi a cada cliente, en función de sus necesidades y de su perfil de riesgo con técnicas cada vez más sofisticadas».

Esta opinión es compartida por la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, quien cree que ahora es un «buen momento» para que su filial Línea Directa comience a subir los precios de los seguros de automóvil, ya que habrá un incremento «moderado» de los costes de siniestralidad y se estrecharán los márgenes.

En la misma línea, fuentes de Mutua Madrileña han indicado a Europa Press que este año de consolidación de la recuperación económica, de mayor uso y frecuencia de los vehículos, de una posible mayor siniestralidad e introducción del nuevo baremo de indemnizaciones «es probable que haya entidades que quieran trasladar estos impactos a su cartera».

«En Mutua todas estas variables no van a repercutir en mayores primas para nuestros mutualistas», han asegurado las citadas fuentes, que han puntualizado que la compañía intenta absorber el máximo de estos impactos con el margen técnico. «En cualquier caso, seríamos los últimos en subir precios», han añadido.

POSIBLE CAIDA EN MAYO Y JUNIO

Teniendo en cuenta la evolución de las tarifas hasta el mes de marzo, el redactor jefe de Kelisto.es, Manuel Moreno, ha apuntado que si la tendencia del año pasado se repite en los meses de mayo y junio los precios caerán ligeramente.

No obstante, ha apuntado que los importes «continúan siendo elevados» en muchos casos, «en un momento en el que los usuarios valoran el coste de la prima por encima de otros aspectos», por lo que considera esencial comparar distintas ofertas.

Pese a que el sector tiene las cosas bastante claras, el analista de XTB Joaquín Robles mantiene que es «complicado» pronosticar el aumento de siniestralidad y apunta que «el único factor que puede empujar a esta mejora de la coyuntura económica es un mayor aumento del consumo tanto de combustible como la compra de nuevos vehículos en los próximos años».

Robles ha explicado a Europa Press que tras el fuerte descenso del sector del automóvil durante la crisis, ahora se van recuperar las ventas, algo que, por un lado, puede ayudar a reducir la siniestralidad al bajar la edad media de los vehículos y, por otro, se producirá un aumento de la masa automovilística.

«Este entorno de mejora económica puede servir a las aseguradoras para aumentar las primas, pero no se ve impulsada por ningún otro factor que no sea la recuperación del consumo y la confianza», ha considerado el experto.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído