Nestlé negocia en exclusiva con Brakes Group la venta de Davigel

Nestlé ha entrado en negociaciones exclusivas con Brakes Group, propiedad del gestor de capital privado Bain Capital, para la venta de su filial de alimentos congelados, refrigerados, helados y comida preparada Davigel.

Según han explicado a Europa Press fuentes de la multinacional suiza, la operación se enmarca en la estrategia de Nestlé de revisar constantemente su portfolio, y está sujeta a un periodo de consultas con el comité de empresa de los trabajadores y la autorización de las autoridades de la competencia.

Las mismas fuentes han rehusado aportar más información sobre el calendario y los detalles económicos de la negociación, así como tampoco sobre el futuro de los 300 empleados que conforman el equipo de Davigel.

En una rueda de prensa en marzo, el director general de Nestlé España, Laurent Dereux, afirmó que Nestlé estaba trabajando en la búsqueda de un socio para esta filial de productos congelados.

La marca está presente en Francia, con un peso del 95%, y en España, con un 5%: «No somos capaces de crecer tan rápido como quisiéramos y por eso estamos buscando un socio», sostuvo entonces.

VENTA DE NEGOCIOS

Esta negociación llega después de que Nestlé España haya firmado un acuerdo para vender el negocio de congelados La Cocinera y Fricongel al grupo Findus, una operación que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) aprobó en marzo y que incluye la marca y el centro de producción de Valladolid, donde trabajan 170 personas.

Findus, dedicado exclusivamente a la elaboración de productos congelados y líder en verduras y salteados, contará gracias a esta adquisición con su primer centro de producción de platos preparados en España, que convertirá en estratégico para el abastecimiento del sur de Europa sirviendo de impulso para el desarrollo de la categoría de platos preparados y snacks en Francia, Bélgica y España.

Las masas refrigeradas de La Cocinera, como las obleas, el hojaldre y la pasta brisa, no forman parte del acuerdo, y pasarán a venderse bajo la enseña Buitoni, una marca bajo la que Nestlé comercializa las gamas de pizzas congeladas, pastas y salsas refrigeradas.

RESULTADOS AL ALZA

Grupo Nestlé obtuvo un beneficio neto atribuido de 14.456 millones de francos suizos (13.423 millones de euros) al cierre del ejercicio 2014, lo que representa una mejora del 44,3% con respecto al año anterior.

Las cuentas de Nestlé se beneficiaron del impacto positivo de las plusvalías logradas con la venta de parte de su participación en L’Oréal y la revalorización del 50% que la empresa ya controlaba en Galderma cuando la firma elevó su participación al 100% de esta compañía.

En el primer trimestre de este 2015, la multinacional ha facturado 20.900 millones de francos suizos (20.300 millones de euros), un 0,5% más, un resultado en el que las adquisiciones y desinversiones han sumado un 0,6% a las ventas y que también se ha visto impactado por un cambio de divisas del -4,5%.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído