La Generalitat de Cataluña y Fomento chocan de nuevo por la gestión de los trenes de cercanías

El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, y el presidente de Adif, Gonzalo Ferre, se han reunido este jueves después de la incidencia en el centro de control del tráfico de los trenes de Rodalies, lo que ha provocado afectaciones en 200 trenes y más de 80.000 usuarios por la mañana, que han sufrido retrasos de hasta una hora.

Ambos han atendido a la prensa tras el encuentro, que ha durado media hora, si bien lo han hecho en espacios diferentes y han transmitido impresiones opuestas: mientras Ferre aseguraba en declaraciones a los medios en el exterior de la Conselleria que la reunión había ido «muy bien», Vila comparecía más tarde en rueda de prensa para atestiguar que el encuentro había sido «inevitablemente tenso».

Según ha explicado Ferre, la incidencia se ha producido porque este miércoles se reseteó el software informático que atiende el centro de control de tráfico de Barcelona, y cuando se ha puesto en funcionamiento este jueves el sistema no ha arrancado.

El proveedor del servicio, Schneider Electric, ha sido «incapaz» de poner el sistema en funcionamiento, y de hecho han fallado dos de los tres sistemas redundantes, y gracias al tercero se ha podido prestar el servicio, actualmente ya normalizado.

Tras finalizar el encuentro con Vila, Ferre se reunía a continuación con los responsables de Schneider Electric, proveedor con el que firmaron el contrato en diciembre de 2014 con una vigencia de un año: «Si han incumplido sus obligaciones aplicaremos el contrato, y si éste prevé sanciones, tendremos que sancionarles y cambiar de empresa».

Rodalies acumula tres incidencias de impacto en poco más de un mes, por lo que Ferre se reunió ya el martes con el operador: «El centro de control de Barcelona era el que mejor funcionaba, con problemas en un tren de cada 10.000, mientras que en Madrid las afectaciones son de tres trenes por cada 10.000. Este año se ha desbaratado y estamos dando un servicio fatal».

«No lo podemos sostener, y si no se puede arreglar vamos a cambiar el sistema porque para nosotros lo prioritario son los usuarios», ha aseverado Ferre, que ha pedido disculpas a los ciudadanos por el «disgusto» de este jueves.

Estas disculpas no han sido suficientes para Vila, que ha exigido que Fomento le dé explicaciones precisas de lo ocurrido y las soluciones que prevé adoptar en los próximos días para que incidencias de este tipo no vuelvan a ocurrir: «Exigimos que estas crisis continuas en nuestro sistema no se reproduzcan, se encuentren soluciones inmediatas y se asuman responsabilidades».

TRASPASO COMPLETO

De momento y según ha dicho el conseller, la respuesta inicial ha sido que se abrirá un expediente informativo a Schneider Electric para comprobar si está incumpliendo sus compromisos: «Para nosotros es irrelevante. No nos importan los proveedores, sino si la administración se coge seriamente su papel de regulador. Hay una dejadez que nos perjudica a diario».

Vila ha defendido que tanto TMB como FGC prestan su servicio con una calidad excelente, y ha reclamado el mismo nivel a Renfe y Adif: «Cuidado con los argumentos de que en Cataluña hay una casuística diferente que lo hace imposible porque sería inadmisible».

Por ello, Vila ha reclamado el traspaso total de la infraestructura ferroviaria para prestar el servicio de Rodalies: «Al lado de la incidencia de hoy hay muchas otras que tienen que ver con la falta de inversión en una red crónicamente abandonada. Han habido demasiados años de dejadez. Queremos la garantía absoluta de Fomento y Adif de que no volverá a pasar más, y de no ser así exigiremos el traspaso completo».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído