Se evapora la inversión extranjera en España a la espera de las generales

A los empresarios les ha entrado el miedo en el cuerpo y el temblor en la cartera al ver el subidón de Colau, Carmena y otros ‘perroflautas’

La reversión de contratos municipales generará inseguridad jurídica y repelerá inversiones

A los empresarios les ha entrado el miedo en el cuerpo y el temblor en la cartera al ver el subidón de Colau, Carmena y otros 'perroflautas'

No les cabe un cachuete a martillados. Dicho de otra manera, a los empresarios españoles y a un buen ramillete de inversores extranjeros, incluyendo el magnate chino que planea restaurantar en todo su esplendor la Plaza de España, no les llega la camisa al cuerpo a la vista del subidón electoral que este 24M han pegado Ada Colau, Manuela Carmena y otros ‘perroflautas‘.

Casi sin excepciones, están más que preocupados por la casi segura entrada de candidaturas a aluvión controladoas por Podemosen los dos Ayuntamientos más grandes e inflouyentes de España: Madrid y Barcelona.

Algunos, que vaticinan ya más tasas, muchas más dificultades administrativas, derroche a troche y moche, pirotecnicas populistas y descontrol a granel, advierten de las consecuencias irreversibles que podría traer el cambio.

Apenas han pasado seis días desde las elecciones y algunos inversores ya han paralizado operaciones de compra de inmuebles en España.

La incertidumbre ante los posibles pactos políticos ha irrumpido con fuerza en el sector del ladrillo, «ahora que empezaba a remontar».

Sólo en Madrid y Barcelona, hay grandes proyectos urbanísticos que se han quedado en el aire por un valor cercano a los 14.000 millones de euros.

En estos desarrollos están implicadas importantes constructoras, entidades financieras y grandes fortunas internacionales, como es el caso del magnate chino Wang Jianlin, que llegó a España con la intención de invertir alrededor de 4.000 millones y ahora ve peligrar sus planes inmobiliarios en el país.

A LOS BANCOS TAMBIÉN LES ENTRA SUDOR FRÍO

La banca, principal acreedor de la deuda de ambos Ayuntamientos, teme que la renegociación suponga finalmente una quita.

También preocupa la inestabilidad a las constructoras, empresas que ya advierten de que «inversores de calidad» han comenzado a paralizar grandes proyectos en un momento en el que se empezaba a respirar tras años de asfixia.

Como explica Carmen Estirado en ‘El Economista‘, la preocupación no se limita sólo a las grandes empresas. Según afirman distintos expertos, la pymes y micropymes también están en vilo por una posible subida de tributos.

Es el caso, por ejemplo, de que se implantaran o incrementaran las tasas por uso del suelo público, lo que no sólo afectaría a los dueños de los cajeros automáticos, sino también a las terrazas de bares y restaurantes.

En esta línea, también supondría un varapalo a las clases medias la oferta de alquileres más bajos, ya que esto finalmente abarataría el precio de las viviendas en propiedad.

No obstante, es la inestabilidad del marco jurídico la que podría dañar, en mayor medida, los balances de las empresas. El programa de Ahora Madrid incluye la realización de una auditoría de los contratos vigentes para revertir, en la medida de lo posible, la externalización de servicios municipales.

Más allá de los actores implicados en esta ecuación, el problema de este paso es la desconfianza jurídica que podría ahuyentar a los inversores.

Por lo pronto, entre Madrid y Barcelona sobrevuelan propuestas de proyectos urbanísticos por valor de 14.000 millones de euros.

Entre estos estarían el Proyecto Canalejas, Operación Chamartín o Campamento, así como la reforma de Feria de Barcelona o la del Camp Nou y alrededores.

Las conversaciones están actualmente paralizadas a la espera de los pactos que hagan posible la gobernabilidad de los ayuntamientos.

En esta carrera no ayudan algunas de las propuestas del cambio ,como la lanzada por Ada Colau de implantar una divisa para Barcelona, una medida que suscita dudas sobre su legalidad.

También recogen con mucha prudencia el momento político las patronales eléctricas o gasísticas. Las asociaciones se manifiestan intranquilas, pero prefieren no explicitarlo.

El entorno se pregunta cómo se pagarían los suministros básicos a gente sin recursos o de dónde se sacaría la financiación para impulsar el autoconsumo energético, unas propuestas que hasta ahora tildan de «poco concretas».

Por otra parte, buena parte de los empresarios confían en que las ideas más radicales finalmente no lleguen a buen puerto tras la corrección y demandas de los partidos llave.

Es el caso de la banca y de una de las ideas estrellas manifestadas en campaña por ambos programas: el examen de la deuda. El sector teme que una auditoría de ésta conlleve una quita de los préstamos.

Aquí conviene recordar que, en el caso de Madrid, la banca se juega unos 5.000 millones de la deuda total, que asciende a 5.936 millones. El sector, sin embargo, sí que haría ciertas concesiones en vivienda social como elevar el número de inmuebles destinados a su cartera social.

No obstante, su línea roja sería la de aceptar tasas o sanciones por poseer un número elevado de casas vacías.

LOS MAGANATES EMPIEZAN A TAPARSE EL CULO

El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, sorprendió este 29 de mayo de 2015 al asegurar que la lideresa de Ahora Madrid, Manuela Carmena, «puede ser una gran alcaldesa de Madrid».

En el marco de la XXXI Reunión del Círculo de Economía, las palabras del empresario, que incidió en que la condición de jueza de la aspirante a la alcaldía le da tranquilidad y le ofreció su apoyo para seguir invirtiendo en Madrid, llegaron sólo dos días después de que alertara sobre el riesgo que para la recuperación económica de España entrañaba la ascensión de formaciones políticas como Podemos.

Villar Mir lanzó serias advertencias sobre los partidos que sostienen el marxismo y el leninismo tanto en la rueda de prensa previa a la junta general de OHL como después ante los accionistas del grupo.

LA INVERSIÓN EXTRANJERA SE VOLATILIZA A LA ESPERA DE LAS GENERALES

El pasado mes de marzo los inversores extranjeros retiraron 19.400 millones de euros de nuestro país, una importante caída frente al saldo positivo de 900 millones del mismo mes de 2014, según datos hechos públicos este 29 de mayo por el Banco de España.

La incertidumbre por la atomización del escenario político y las propuestas de algunas formaciones como Barcelona en Comú y Ahora Madrid no son las únicas causantes de la retirada de capital, pero, apuntan los expertos consultados por este periódico, sin duda están lastrando los planes de inversión.

Estas son algunas de las medidas controvertidas presentes en su programa electoral:

Auditoría ciudadana de deuda

El objetivo 2.1 del programa de Ahora Madrid recoge: «Llevar a cabo una auditoría ciudadana de la deuda municipal bajo control técnico y social incidiendo sobre sobrecostes de las obras públicas, contratos de mantenimiento, contratos de servicios, alquileres injustificados e intereses de la propia financiación».

Quitas selectivas del pasivo

Dentro de esta línea de acción, la formación liderada por Manuela Carmena propone «reestructurar la deuda e implementar las medidas necesarias para la renegociación de los tipos de interés, el alargamiento de los plazos de vencimiento y amortización y los periodos de carencia, la implementación de moratorias, quitas selectivas y el establecimiento de responsabilidades políticas y penales».

Reversión de contratos

El punto 2.1.2 del programa de Ahora Madrid recoge la propuesta de «llevar a cabo una auditoría de la legalidad, pertinencia y adecuación económico-urbanística de las modificaciones urbanísticas, megainversiones y transmisiones de suelo realizadas en los últimos años, para detectar posibles sobrecostes injustificados y gestiones perversas, de cara a su reversión». El texto menciona expresamente la Operación Canalejas, que lleva a cabo OHL, y del derribo parcial del Edificio España.

Derogación de la Ley de Estabilidad

Aunque no se encuentra entre sus competencias municipales, el programa de Ahora Madrid especifica que la corporación local apoyará «las iniciativas de carácter supramunicipal que promuevan la derogación de la Ley de Estabilidad presupuestaria», así como «otros tratados de libre comercio que atentan contra la autonomía municipal».

«Remunicipalizar» servicios

Ahora Madrid, asimismo, se plantea «fijar una estrategia de recuperación progresiva de la gestión pública de los servicios municipales externalizados a las grandes empresas».

Revisión de concesiones

Barcelona en Comú, con un programa más moderado que el de Ahora Madrid (no prevé quitas, por ejemplo), promete recuperar la gestión del agua hoy en manos de Agbar, y detener o revisar varios proyectos «contrarios al bien común».

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído