(Ampl.) Endesa eleva ligeramente sus previsiones de negocio y reclama «estabilidad política»

Endesa ha elevado ligeramente sus previsiones de beneficio bruto de explotación (Ebitda) y ‘cash flow’ con respecto al plan de negocio publicado tras su Oferta Pública de Venta (OPV) de acciones, si bien considera que «la estabilidad política» es un aspecto «clave para continuar con la trayectoria actual de crecimiento económico».

La mejora en sus previsiones responde no solo a la evolución de la economía, sino a un mayor esfuerzo de la compañía en el ahorro de costes y al fortalecimiento de su apuesta por Portugal, donde Endesa prevé crecer en los negocios de gas y electricidad.

Las inversiones netas del plan de negocio 2015-2019 se mantendrán en 4.400 millones, de los que un 47% irá destinado a distribución, un 33% a generación, un 10% a comercialización y un 10% a actividades extrapeninsulares, señala Endesa con motivo de su día del inversor. El términos brutos, las inversiones ascenderán a 5.600 millones.

En cuanto al Ebitda, Endesa prevé ahora alcanzar un resultado de 3.100 millones en 2016, así como de 3.000 millones en 2015 y de 3.100 millones en 2017. Esta partida, de la que más del 65% provendrá de los negocios regulados, permitirá que el beneficio neto sea de 1.000 millones en 2015 y de 1.200 millones en 2016 y 2017.

El dividendo aumentará a un ritmo anual del 5% en 2015 y 2016, y el ‘pay out’ será del 100%. Para Endesa, este reclamo, sumado al 22% que lleva de subidas en Bolsa, mejorará su actractivo como empresa cotizada del Ibex.

El plan de negocio se propone además aprovechar el potencial de la regulación, crecer de forma orgánica en la actividad liberalizada, mejorar la eficiencia y dedicar las inversiones a actividades rentables.

En el ámbito de la eficiencia, los costes operativos se reducirán de 2.400 millones en 2014 a 2.100 millones en 2019, mientras que los de mantenimiento se reducirán de 640 millones a 580 millones.

Al abordar en entorno económico, la compañía asegura que «España se encamina hacia la recuperación después de un largo periodo de recesión» y destaca el «cambio notable» en los datos de crecimiento y empleo. «No prevemos cambios importantes en el marco regulatorio», señala, antes de destacar que el sistema eléctrico registrará superávit a partir de ahora.

PREPARADA PARA LA «FALTA DE CAPACIDAD».

Por otro lado, Endesa advierte de que, si bien existe «sobrecapacidad a corto plazo» de centrales eléctricas en España, a medio plazo se producirá una «falta de capacidad». Si las plantas de carbón cierran en 2020, serán necesarios 2.500 megavatios (MW) adicionales, asegura.

En este contexto, trabaja en la «preparación de las plantas nucleares para su operación a largo plazo» y se muestra interesada tanto en las instalaciones de bombeo hidráulico como, de forma «selectiva», en la modernización medioambiental de las centrales de carbón en línea con el nuevo decreto de incentivos en el que trabaja el Gobierno.

APUESTA POR LA ELECTRICIFICACION.

Endesa apuesta por una mayor electrificación para lograr los objetivos de renovables en 2030. Para esta electrificación, reclama un «rediseño de las tarifas eléctricas» en las que se reduzcan impuestos y subsidios, y cita como «principales líneas de actuación» el coche eléctrico, las baterías, la climatización y la generación distribuida.

La compañía asegura además que se encuentra «preparada» para la nueva factura por horas de la luz y prevé invertir en los próximos años 600 millones en telecontadores, así como 100 millones en la integración de centros de control.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído