La inmobiliaria británica Savills abre oficina en Barcelona

La inmobiliaria británica Savills abrirá este mes oficina en Barcelona, que se suma a la que la compañía tiene en Madrid, ante el aumento de la demanda y la voluntad de dar un servicio más cercano a sus clientes.

En una entrevista de Europa Press, el director corporativo de la compañía en España y responsable de la nueva delegación de Barcelona, Arturo Díaz, ha explicado que la mayoría del negocio se concentra actualmente en Madrid, pero que en los próximos años quieren que el peso de Barcelona en su balance crezca hasta niveles en línea con su peso en el mercado nacional, del 30 o 40%.

La nueva oficina, ubicada en el entorno de la Diagonal con Francesc Macià, nace con 10 empleados y el objetivo de ir incrementando plantilla.

Savills es número uno de su sector en Reino Unido y número 4 mundial, con más de 27.000 empleados y una red internacional de 600 oficinas en Europa, América, Africa y Asia, y está presente en España desde hace 25 años.

Había tenido presencia en Barcelona antes de la crisis, pero durante los últimos años centralizó sus servicios para todo el país en Madrid, donde actualmente trabajan unas 60 personas.

«No hemos dejado de hacer negocio en Barcelona estos años, pero ahora, por la presión de los propios clientes, se quería dar un servicio mucho más directo», ha sostenido Díaz.

INVERSORES INTERNACIONALES

El grueso del negocio de Savills en España corresponde a ‘capital markets’, es decir, el mercado de inversión inmobiliaria internacional, que busca activos en el país –principalmente oficinas y comerciales, y también hoteles– con los que obtener rentabilidad.

Savills también ofrece servicios de valoraciones, consultoría, actúa como agencia para el segmento de oficinas y gestiona inmuebles para terceros (property management).

Díaz ha explicado que Barcelona despierta interés internacional, y que para los inversores extranjeros España significa principalmente Madrid y la capital catalana, por lo que vuelven a tener presencia directa en territorio catalán para «acompañar» a sus clientes.

Savills está entre las cinco primeras inmobiliarias del país, aunque su facturación es muy inferior a la de las más grandes –9,5 millones de euros en 2014–, si bien destaca en rentabilidad: «No somos los que más facturamos, pero sí los más rentables».

A nivel internacional, el grupo es muy potente en residencial de lujo, y «hay planes» para desarrollar este negocio en España con el objetivo de no ser solo una agencia, sino también hacer consultoría y desarrollo residencial de lujo en el país, con clientes tanto institucionales como particulares.

Ello supondría un cambio respecto a la estrategia seguida hasta ahora: «Tradicionalmente hemos trabajado con agencias asociadas en la Costa del Sol y Baleares».

La facturación de Savills en España en 2014 se situó en niveles precrisis, y para este 2015 prevé acabar «algo por encima o en línea» con 2014, dependiendo de las consecuencias de las múltiples citas electorales en el país y de la crisis griega.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído