El Congreso dará mañana luz verde al techo de gasto para 2016, primer paso de los Presupuestos

El Pleno del Congreso dará este miércoles luz verde al techo de gasto no financiero para el Estado en 2016, en lo que constituye el primer paso en la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y que saldrá adelante gracias a la mayoría absoluta del PP pero con el rechazo generalizado, un año más, de los grupos de la oposición.

Tras la defensa del texto por parte del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el portavoz socialista de Presupuestos, Joan Rangel, justificará el ‘no’ de su formación alegando que el objetivo de estabilidad presupuestaria y de deuda pública fijado para el próximo ejercicio implica básicamente continuar con los recortes y con la misma línea de austeridad fiscal, según han indicado a Europa Press fuentes parlamentarias.

Por parte de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), el diputado catalán Joan Coscubiela alegará que el techo de gasto que se ha impuesto el Ejecutivo contradice la recuperación económica de la que habla Moncloa y además advertirá de la intención del PP de «maniatar» al partido que gane las elecciones a final de año, que no tendrá margen para practicar la política social que, a juicio de la coalición, es necesaria.

De hecho, para el grupo parlamentario este techo de gasto confirma la intención del PP de seguir haciendo recortes si gana los comicios generales.

PUBLIRREPORTAJE ELECTORAL

Los nacionalistas catalanes dividirán su intervención, de modo que por CDC intervendrá Pere Macias mientras que por UDC tomarán la palabra o Josep Sánchez Llibre o Toni Picó. En cualquier caso, todos los diputados del Grupo Catalán votarán en contra del techo de gasto.

Y es que, como en los últimos ejercicios, la antigua federación discrepa profundamente del reparto del objetivo de déficit que ha hecho Hacienda entre el Estado y las comunidades, que consideran «anticonstitucional» porque el Gobierno central se «apropia» de los impuestos mientras «centrifuga» el gasto y deja a las regiones «sin posibilidad de subsistir por la falta de financiación».

La postura del PNV será defendida por su portavoz económico, Pedro Azpiazu, para quien la decisión de tramitar los Presupuestos del año próximo «para mayor gloria del PP» es una «tomadura de pelo» que sólo se explica por la intención del Gobierno de usar de «publirreportaje electoral» unas cuentas públicas que «no servirán para nada» si el Gobierno nacional cambia de color a final de año.

MENOS TECHO DE GASTO

El pasado viernes el Consejo de Ministros aprobó el techo de gasto de 2016, con un descenso del 4,4% respecto al límite de gasto no financiero del año pasado, hasta 123.394 millones de euros.

La cifra de 2016 parte de una previsión de ingresos tributarios de 193.520 millones de euros, un 4% más que en 2015. Tras la cesión a las administraciones territoriales de parte de estos ingresos, la cifra se queda en 134.773 millones, un 0,8% más.

Además, contempla un objetivo de déficit de 25.134 millones (2,2% del PIB), una financiación de las administraciones territoriales a través del presupuesto de gastos de 33.797 millones y unos ajustes de contabilidad nacional de 2.716 millones.

De este modo, el límite de gasto no financiero se reduce en 5.666 millones de euros y se queda en 123.394 millones para el Presupuesto de 2016, que el Gobierno tiene pensado tramitar antes de las elecciones generales.

Dentro del gasto, las partidas que más van a disminuir en 2016 son los intereses de la deuda y la aportación al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), dada la mejor evolución de la economía y del mercado de trabajo.

En cambio, el año que viene subirán otras partidas como las clases pasivas, la aportación a la Seguridad Social, la lucha contra el fraude, las mutualidades o la aplicación de la LOMCE. Según el Ministerio de Hacienda el gasto de los Ministerios se mantendrá en el mismo nivel que en 2015.

El Consejo de Ministros ha aprobado el techo de gasto que servirá para elaborar los Presupuestos del año que viene, con un descenso del 4,4% respecto al límite de gasto no financiero del año pasado, hasta 123.394 millones de euros.

La cifra de 2016 parte de una previsión de ingresos tributarios de 193.520 millones de euros, un 4% más que en 2015. Tras la cesión a las administraciones territoriales de parte de estos ingresos, la cifra se queda en 134.773 millones, un 0,8% más.

Además, contempla un objetivo de déficit de 25.134 millones (2,2% del PIB), una financiación de las administraciones territoriales a través del presupuesto de gastos de 33.797 millones y unos ajustes de contabilidad nacional de 2.716 millones.

De este modo, el límite de gasto no financiero se reduce en 5.666 millones de euros y se queda en 123.394 millones para el Presupuesto de 2016, que el Gobierno tiene pensado tramitar antes de las elecciones generales.

Dentro del gasto, las partidas que más van a disminuir en 2016 son los intereses de la deuda y la aportación al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), dada la mejor evolución de la economía y del mercado de trabajo.

En cambio, el año que viene subirán otras partidas como las clases pasivas, la aportación a la Seguridad Social, la lucha contra el fraude, las mutualidades o la aplicación de la LOMCE.

SE MANTIENE EL GASTO DE LOS MINISTERIOS

En este contexto, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha asegurado que el gasto de los Ministerios se mantendrá en el mismo nivel que en 2015.

«Sigue siendo un Presupuesto marcado por los mismos criterios de austeridad», ha dicho Montoro que, sin embargo, ha asegurado que no hay ningún recorte en partidas o prestaciones a pesar de esta austeridad.

Por otro lado, el Consejo de Ministros ha vuelto a dar el visto bueno también a los objetivos de estabilidad presupuestaria para el periodo 2016-2018, que pasan por reducir el saldo negativo al 2,8% el año que viene, al 1,4% en 2017 y al 0,3% en 2018, las mismas cifras que las planteadas en abril.

El Gobierno partirá de un déficit del 4,2% este año, cifra que espera alcanzar desde el 5,69% que marcó al cierre de 2014 aunque, según Montoro, la cifra sería menor (5,5%) si no se hubiera aplicado el ‘céntimo sanitario’.

DESGLOSE DEL DEFICIT

En el periodo 2016-2018, el Estado tendrá que reducir el déficit al 2,2% el año que viene, al 1,1% en 2017 y al 0,2% en 2018. Las comunidades, por su parte, bajarán el saldo negativo de sus cuentas al 0,3% este año, al 0,1% en 2017 y tendrán que acabar en equilibrio en 2018.

La Seguridad Social acabará 2016 con un déficit del 0,3% que reducirá al 0,2% en 2017 y al 0,1% en 2018. Y las entidades locales acabarán los tres años en equilibrio.

Durante la rueda de prensa de prestación del acuerdo, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, reconoció que «sigue siendo un Presupuesto marcado por los mismos criterios de austeridad», aunque el año que viene no habrá ningún recorte en partidas o prestaciones a pesar de esta austeridad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído