(Ampl.) OHL México reconoce la «necesidad» de «fortalecer» su código ético y sus órganos de control

OHL México considera «necesario fortalecer» el código ético de la compañía y de sus órganos de control, si bien asegura que las auditorías encargadas a firmas independientes descartan irregularidades en sus contratos en el país y constatan que las grabaciones de conversaciones telefónicas de directivos «obtenidas ilegalmente» y fueron «alteradas» para cambiar su sentido.

Así lo indica la compañía, filial mexicana de concesiones de OHL, en un comunicado remitido a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En la notificación, OHL México informa de las conclusiones de las auditorías y estudios que encargó después de que aparecieran en el país informaciones, a partir de grabaciones de conversaciones telefónicas de sus directivos, sobre presuntas irregularidades en los contratos de varias concesiones y unos supuestos pagos a magistrados.

Respecto a los contratos de dos autopistas de México, OHL indica que las auditorías encargadas a KPMG Cárdenas Dosal, Jones Day México y FTI Consulting México concluyen que «cumplen con la legislación aplicable». Asimismo, indican que la inversión realizada en estas infraestructuras «está debidamente aprobada por las autoridades» y que el cálculo de la rentabilidad de las vías se ajusta a las normas internacionales.

Así, OHL México considera que todas las informaciones y las imputaciones de la compañía mexicana Infraiber, dedicada a contabilizar el tráfico de autopistas, «son falsas y forman parte de una campaña de difamación».

Asimismo, la filial mexicana de la compañía que preside y controla Juan Miguel Villar Mir asegura que las auditorías encargadas también constatan que las grabaciones de conversaciones telefónicas de directivos, que suponen la bases de dichas informaciones, además de ser obtenidas ilegalmente, «fueron editadas y alteradas para cambiar su sentido».

Respecto a las informaciones sobre supuestos pagos irregulares a magistrados, OHL México indica que la investigación encargada al despacho de abogados Ritch, Mueller, Heather y Nicolau «no encontró evidencia o indicio alguno de conductas contrarias a la ley, ni de pagos en dinero o en especie, ya sea directa o indirectamente».

RECOMENDACION DE MAS CONTROL.

A pesar de todo ello, el comité de Auditoría de la filial de OHL en México ha señalado al consejo de la empresa la «necesidad de fortalecer» sus órganos de control, «sobre todos los referentes a sus contactos con partes relacionadas», y del cumplimiento de su código ético.

Además, «aunque no se obtuvo evidencia de la participación de algún empleado en la fuga de información», ha detectado «vulnerabilidades» en el manejo de la seguridad de la información.

Para ello, el comité de auditoría ha presentado al consejo de OHL México 19 recomendaciones específicas para cumplir con dicho objetivo de «pegarse a las mejores prácticas de gobierno corporativo».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído