La filial alemana de Telefónica vende 7.700 emplazamientos de telefonía móvil a Deutsche Telekom

Telefónica Deutschland ha transferido este lunes 7.700 emplazamientos de telefonía móvil a su competidor Deutsche Telekom en el marco de la integración de redes entre su filial alemana O2 y E-Plus, adquirida por el grupo español a KPN el pasado año.

Los emplazamientos móviles afectados se encuentran principalmente en las azoteas de los edificios y su traspaso se producirá tan pronto como se reciba el visto bueno de la autoridad antimonopolio, según ha informado la filial germana de Telefónica este lunes.

Los detalles financieros de la operación no se han dado a conocer, ya que ambas partes han acordado mantener la confidencialidad sobre los mismos.

En virtud del acuerdo alcanzado, Telefónica Deutschland podrá utilizar estos emplazamientos sin restricciones hasta que se vuelven «innecesarios» tras la integración de las redes de O2 y E-Plus. Una vez concluida la integración, la filial alemana de Telefónica ofrecerá cobertura de red a sus clientes a través de más de 25.000 emplazamientos, ha explicado la compañía.

En el futuro, los emplazamientos móviles serán gestionados por Deutsche Funkturm, que se fundó en 2002 y que se encarga de la gestión de las estaciones base de Deutsche Telekom. Con más de 700 empleados Deutsche Funkturm adquiere, planifica, construye y gestiona las estaciones de base para todos los proveedores de red.

La Comisión Europea autorizó en julio de 2014, con condiciones y tras una investigación en profundidad, la compra de E-Plus por parte de la multinacional presidida por César Alierta. Telefónica, que cerró la compra de E-Plus en octubre de 2014, señaló que la operación implicaba unas sinergias superiores a los 5.000 millones de euros, derivadas especialmente de los ámbitos de la distribución, atención al cliente e integración de redes móviles.

CENTRARSE EN EL DESPLIEGUE DE 4G

Telefónica Deutschland ha señalado que esta operación le permitirá aprovechar los recursos en los que habría incurrido para desmantelar estos activos redundantes a la ampliación de su red móvil de cuarta generación (LTE). En este sentido, el desmantelamiento de los emplazamientos de redes redundantes no sólo es más caro, sino que requiere de más tiempo y personal, ha aclarado.

Por su parte, la operación permitirá a Deutsche Telekom expandir su red «más rápido» y optimizar sus infraestructuras de móvil para dar un mejor servicio a los clientes.

Para el director de Tecnología de Telefónica Deutschland, Cayetano Carbajo Martín, el acuerdo con Deutsche Telekom tiene «claras ventajas» para todos los involucrados. «Nuestros esfuerzos para eliminar los emplazamientos de telecomunicaciones móviles redundantes se reducen significativamente y podemos concentrarnos aún más en un futuro orientado en el despliegue de LTE», ha añadido.

Por su parte, el responsable de Tecnologías de Telekom Deutschland, Bruno Jacobfeuerborn, ha indicado que con esta adquisición de estaciones base de redes móviles, la firma alemana puede llevar a cabo una expansión más rápida.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído