El Gobierno de Cataluña calcula que en 2016 le corresponderían 2.000 millones de euros más que este año

El conseller de Economía de la Generalitat de Cataluña, Andreu Mas-Colell, ha avanzado que, según sus cálculos, esta comunidad debería percibir en 2016 unos 2.000 millones de euros más que este año por ingresos del modelo de financiación, pero ya ha evidenciado su preocupación por la posibilidad que el Gobierno central «minimice» los ingresos que deberían percibir las comunidades autónomas.

En una entrevista de TVE Catalunya, el conseller ha explicado que de este importe calculado, unos 900 millones se obtendrían del aumento del anticipo correspondiente a los ingresos por impuestos, mientras que el resto, unos 1.150 millones, serían de la liquidación del ejercicio de 2014. «Hacienda nos debe pagar lo que ha recaudado de más respecto a lo que se estimó entonces», ha afirmado Mas-Colell.

El titular de Economía y Conocimiento ha añadido estos cálculos no acaban de cuadrar con la cifra global de 7.000 millones para todas las comunidades apuntada recientemente por Mariano Rajoy.

«Es una cifra demasiado baja si se tiene en cuenta la infravaloración de los ingresos del 2014, que se liquidarán ahora», ha dicho Mas-Colell, preocupado por ver qué hará el Gobierno para minimizar, según él, los recursos que corresponden a las autonomías.

OBJETIVO DE DEFICIT

Mas-Colell ha rechazado de nuevo una distribución asimétrica del déficit entre comunidades: «El problema es el reparto de recursos entre el Estado y el global de las autonomías», ha sostenido.

Ante la posibilidad de que en el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) se plantee esta asimetría, Mas-Colell ya avanzado que Cataluña se opondrá radicalmente, y ha criticado que primero se fije un déficit global para todas y después digan que puedan ser distintos entre ellas.

IMPACTO DEL 27S

Sobre un eventual impacto del proceso soberanista y del 27S en la economía catalana, Andreu Mas-Colell ha afirmado que no ha apreciado ningún cambio de tendencia.

Ha destacado que la inversión extranjera sigue llegando, Cataluña sigue creciendo al mismo ritmo incluso a más ritmo que España, y el paro está disminuyendo, mientras que ha apuntado que desde el plano más político, los expertos internacionales son «respetuosos» con el proceso.

El conseller ha defendido un modelo de crecimiento para Cataluña basado en una elevada productividad, con puestos de trabajo de productividad alta y educación, entre otros factores.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído