Syriza trata de contener el impacto de la subida en diez puntos porcentuales del IVA

El mal trago de Grecia le obliga a limitar los precios en todos los ‘bares públicos’

"No podemos absorber el coste. Todo se vuelve más caro: los tomates, las cebollas..."

El mal trago de Grecia le obliga a limitar los precios en todos los 'bares públicos'
La Acrópolis de Atenas con la sbanderas de Grecia y la Unión Europea. PD

Estas limitaciones serán de carácter obligatorio solo en los comedores, cafeterías, bares, restaurantes y otras tiendas que operan en áreas específicas

El Gobierno heleno ha puesto un techo a las tarifas que podrán cobrar por determinados productos básicos los establecimientos situados en lugares públicos como aeropuertos, estaciones, ferries, hospitales o colegios.

De esta forma, Syriza trata de contener el impacto de la subida en diez puntos porcentuales del IVA impuesta por los acreedores internacionales para reactivar las negociaciones para el tercer rescate.

Según la lista publicada este miércoles 29 de julio de 2015 en el Boletín Oficial del Estado griego, se trata de productos básicos que se consumen en los mencionados lugares, y entre los que figuran el agua, el café, los refrescos, las tostadas o los bocadillos.

Estas limitaciones serán de carácter obligatorio solo en los comedores, cafeterías, bares, restaurantes y otras tiendas que operan en áreas específicas, como puertos, barcos, aeropuertos, estaciones de ferrocarril y de autocares, estadios, hospitales, colegios y universidades.

De acuerdo con el decreto, los establecimientos que no adopten los límites de precios podrán serán castigados con una multa de hasta 1.500 euros, en función de cual sea la falta cometida.

El impacto de la subida

El pasado 20 de julio entró en vigor el nuevo régimen del impuesto sobre el valor añadido (IVA), pocos días después de ser aprobado en el Parlamento heleno como uno de los requisitos previos impuestos por los acreedores a cambio del inicio de negociaciones para un tercer rescate.

En el caso de la restauración y la venta de alimentos envasados, el nuevo régimen establece un IVA del 23%, frente al 13% vigente hasta ahora. Desde entonces, algunas firmas grandes de propiedad extranjera han optado por absorber la subida de diez puntos en alimentos procesados y transporte público sin que los clientes lo sientan. Mientras, otros negocios han tratado de esquivar el IVA en algunas de sus ventas, una práctica generalizada que ha contribuido a los problemas económicos de Grecia.

Pero para los muchos que pagan, puede no haber otra opción que cobrárselo a los clientes.

«No podemos absorber el coste. Todo se vuelve más caro: los tomates, las cebollas…»,

señala a Reuters el camarero Stravros Giokas, que trabaja en un restaurante en el centro de Atenas.

En todo el país, trabajadores, pensionistas y economistas se muestran preocupados por el impacto en una población que sufre un desempleo de más del 25% y una economía que se prevé se contraiga de nuevo este año.

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído