CDC y UDC centran sus enmiendas en «corregir» el déficit de inversiones en Cataluña

Convergència Democrática de Catalunya (CDC) y Unió Democrática de Catalunya (UDC) han registrado este jueves 638 enmiendas parciales al proyecto de Presupuestos de 2016 –el 98% de forma conjunta–, centradas principalmente en «corregir» el déficit de inversiones en Cataluña y también fomentar un cambio de modelo productivo que impulse la recuperación.

Mediante sendas notas de prensa, ambas formaciones nacionalistas precisan que con sus propuestas pretenden aumentar en 1.100 millones de euros las inversiones estatales en Cataluña, sobre todo en el ámbito de las competencias de Fomento (700 millones) pero también de Medio Ambiente y Agricultura (300 millones) y Cultura (100 millones).

Más concretamente, se recogen «olvidos» del proyecto del Gobierno como la financiación de los pequeños municipios, las aportaciones a los Juegos del Mediterráneo de Tarragona o proyectos de obra pública como el carril Bus-VAO de la B-23 entre Barcelona y Molins de Rei, la variante de Vallirana, el Quart Cinturó, el acceso UIC al puerto de Barcelona, el Corredor del Mediterráneo, la mejora de Rodalies o el desdoblamiento de la N-II.

PRESUPUESTOS «MAS SOLIDARIOS»

Un segundo eje de las enmiendas de los nacionalistas catalanes gira en torno a «conseguir unos Presupuestos más sociales y solidarios», con mejoras en la revalorización de las pensiones, un aumento de las prestaciones sociales y de las políticas activas de empleo, incremento de la partida de cooperación y desarrollo, o un refuerzo de los recursos para educación, dependencia y sanidad.

Convergència y Unió piden también la restitución del Fondo de Cohesión Sanitaria «que este año ha eliminado el gobierno de Mariano Rajoy», y un aumento «muy sustancial» de los programas de pobreza infantil.

Recogiendo una de las principales preocupaciones que los nacionalistas catalanes expresaron durante el debate de totalidad, otro grupo de enmiendas plantean mejoras para que las cuentas públicas sirvan para «dinamizar efectivamente» la economía en sus diferentes sectores, desde la agricultura hasta la industria, así como para «corregir la escasa inversión» en I+D+i.

En este sentido prevén partidas de apoyo a los sectores lecheros y de fruta dulce, a la lucha contra la plaga del caracol manzana, políticas de apoyo a las pymes y apoyo a Centros Tecnológicos y Parques Científicos catalanes.

PRIMER PRESUPUESTO POR SEPARADO

A las 625 enmiendas presentadas de forma conjunta, Unió ha sumado otra docena propia en torno a la recuperación económica y el ámbito social y territorial, en los que son los primeros Presupuestos del Estado que ambas formaciones debaten desde que se rompiera su coalición.

En concreto, UDC pide asignar 2.000 millones de euros de los que el Estado se ahorra por la bajada de intereses de la deuda a impulsar el I+D+i tecnológico-industrial, ampliar el ámbito de aplicación del régimen de módulos del IRPF o crear un fondo de ayuda a las familias con 40 millones para garantizar el acceso al primer ciclo de Educación Infantil y contribuir a la compensación de desigualdades.

Asimismo, la formación que dirige Josep Antoni Duran i Lleida quiere que el Estado transfiera a la Generalitat el millón de euros que la LOMCE prevé para pagar plazas de centros de educación curricular en castellano en aras a destinarlo a ayudas de comedor escolar a familias con necesidades.

En el ámbito fiscal, propone que el 30% de las inversiones en fincas forestales para mejorar su gestión sean deducibles y que haya nuevos incentivos tributarios en el IVA para las donaciones de alimentos a bancos de alimentos y entidades sin ánimo de lucro.

Unió ha presentado también enmiendas enfocadas al territorio con las que reclama, por ejemplo, un millón de euros para la preparación de la candidatura de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de invierno Pireneus-Barcelona 2016.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido