Pescanova convoca para el 28 de septiembre la junta de accionistas de la que saldrá la Nueva Pescanova

La junta general de accionistas de Pescanova se celebrará el próximo 28 de septiembre en la sede social de la multinacional pesquera en Chapela-Redondela (Pontevedra), donde se abordará el proyecto de fusión y doble segregación que permitirá la creación de la Nueva Pescanova.

En concreto, la junta está prevista en primera convocatoria el lunes a las 12.00 horas, o en su caso, tendrá lugar el martes 29, a la misma hora y en el mismo lugar, según ha comunicado la pesquera a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De esta forma, los accionistas abordarán la reestructuración de la pesquera, que se realizará en dos pasos. Primero, las filiales que esquivaron la liquidación se fusionarán en Pescanova España, de la que posteriormente se segregará Nueva Pescanova.

Esta nueva firma incluirá las participaciones en filiales internacionales, la participación en Pescanova España, la actividad de ‘holding’ de Pescanova y la marca.

Nueva Pescanova lanzará entonces la ampliación de capital prevista en la propuesta de convenio con la que la compañía emergió del concurso el pasado año.

Así, los accionistas deberán aprobar la ampliación de capital con el fin de dar entrada en su capital a los acreedores de la sociedad y de determinadas filiales y participadas de ésta, así como a los accionistas con el fin de dar cumplimiento a los convenios de acreedores de la sociedad y de algunas de sus filiales.

En el proyecto de fusión y doble segregación se ha garantizado la continuidad de los trabajadores con los que cuenta en las filiales españolas (Frigodis, Pescafina, Pescafresca, Bajamar Séptima, Frinova, Pescafina Bacalao, Fricatamar, Frivipesca Chapela, Pescanova Alimentación, Hasenosa, Novapesca Trading e Insuiña).

Así, señala que la segunda segregación «no comporta ninguna
consecuencia sobre el empleo, ni tiene impacto de género en los órganos de administración ni incide tampoco sobre la responsabilidad social corporativa de las sociedades participantes».

El informe estima que las filiales fusionadas tienen un valor «razonable» de los activos y pasivos afectados por la primera segregación de 274,65 millones de euros.

De esta forma, el valor razonable del patrimonio neto de la Nueva Pescanova se estima que ronde los 59,9 millones de euros.

Por otro lado, Pescanova podrá designar a un consejero o administrador para el órgano de administración de la Nueva Pescanova, mientras siga siendo accionista de la nueva compañía.

Pescanova cerró con un beneficio neto atribuido de 1.654 millones de euros entre enero y noviembre de 2014, frente a los ‘números rojos’ de 715 millones de euros registrados en el ejercicio completo de 2013.

La cifra de ventas de los once primeros meses de 2014 se situó en 901 millones de euros y supera los 1.000 millones teniendo en cuenta el conjunto del año, similar a la obtenida en 2013.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído