Air China multiplicó por diez sus beneficios del primer semestre, hasta los 641,2 millones

Air China elevó sus ganancias hasta los 4.539,8 millones de yuans (641,2 millones de euros) en el primer semestre del año, lo que supuso multiplicar por diez su resultado respecto al mismo período en 2014, según informó la aerolínea asiática.

Los ingresos crecieron un 3,86% durante los seis primeros meses del año, hasta los 51.862 millones de yuans (7.328 millones de euros), mientras que los gastos operativos se redujeron un 4,95%, hasta los 45.233,4 millones de yuans (6.389 millones de euros).

En concreto, los gastos sin incluir la partida de fuel, aumentaron un 9,13%, hasta los 33.174 millones de yuans (4.685,4 millones de euros).

El descenso en costes se justifica en la caída del gasto en combustible (-29,84%), hasta los 12.059 millones de yuans (1.703 millones de euros) frente a los 17.189 millones de yuans (2.427 millones de euros) del primer semestre en 2014.

También desciende el gasto en ventas y marketing (-9,98%), mientras que en el resto de partidas salvo el catering, aumenta con dos dígitos.

UN 63% MAS DE EBITDA

El resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo se incrementó un 63%, hasta los 12.894 millones de yuans (1.821,4 millones de euros).

El beneficio de explotación antes de impuestos, intereses, amortizaciones y alquileres de flota (Ebitdar) fue un 49,8%, hasta los 15.863 millones de yuans (2.240 millones de euros).

En cuanto al margen de beneficio neto, creció siete puntos porcentuales, hasta superar el 8% durante el período.

El dinero en efectivo en caja y equivalentes a cierre del primer semestre asciende a 9.201 millones de yuans (1.299 millones de euros) un 1,53% más que de enero a junio de 2014.

REFUERZO DE FLOTA Y ‘HUBS’

El Grupo Air China ha mejorado sus ‘hubs’ en el gigante asiático, de modo que el 66,57% de su oferta se concentra en Pekín; el 14,33% en el aeropuerto de Chengdu, situado en la provincia de Sichuan, al sudoeste del país; y el 11,92% en Shanghai.

Los vuelos domésticos suponen el 63,13% del total de operaciones ofrecidas durante el primer semestre del año, mientras que los de largo radio tienen un peso del 31%.

En concreto, Air China obtuvo un 10,28 más de ingresos, con un 9,57% más de oferta y un 8,3% más de trafico de pasajeros, con una ocupación del 79,6%, 0,95 puntos porcentuales menos que el mismo período en 2014.

En los vuelos domésticos, los ingresos aumentaron un 11,62% con una oferta y tráfico de pasajeros superiores al 7% y una ocupación del 81,7%, 0,18 puntos porcentuales menos que el pasado año.

Las operaciones de largo radio se incrementaron un 9,7%, con un aumento de dos dígitos en oferta y tráfico de pasajeros, con un 12,93% y un 10,67% más, respectivamente. La ocupación se situó en el 77,3%, 1,57 puntos porcentuales menos que de enero a junio del año precedente.

PEOR RESULTADO EN RUTAS NACIONALES

Los vuelos regionales son los de menor peso del conjunto, con un 5,79%. Las rutas domésticas son las únicas en caer en ingresos, con un 0,86% menos. El tráfico de pasajeros aumentó cerca del 7% tras un aumento del 1,3% en su oferta. El nivel de ocupación fue del 74,5%, 4,17 puntos porcentuales menos.

Las subsidiarias Shenzhen Airlines y Air Macau crecieron en tráfico de pasajeros un 12,34% y un 7,65%, respectivamente, con una oferta un 12,41% y un 10,13% superiores cada una de ellas. La ocupación cayó hasta el 80% y el 66,4%, un 0,94 y 1,53 puntos porcentuales menos.

Air China Cargo aumentó un 10%, con un total de 636.941 toneladas transportadas, gracias a una oferta un 23% superior y con una ocupación del 53,5%, 0,92 puntos porcentuales más.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído