Divide entre su mujer y sus 13 hijos el dinero que espera de la indemnización por Rumasa

El testamento de José María Ruiz-Mateos: el magnate murió sin tener una sola propiedad

El testamento de José María Ruiz-Mateos: el magnate murió sin tener una sola propiedad
José María Ruiz-Mateos. EP

José María Ruiz-Mateos, el fundador de Rumasa, fallecido el pasado 7 de septiembre de 2015 y enterrado el martes 8 de septiembre en la localidad gaditana de Rota, quiso que todo quedara atado tras su muerte (Un personaje deseado y odiado por los medios de comunicación).

Pero los más de 50 procesos judiciales que tenía abiertos contra él, tanto por la vía penal como civil, y el embargo decretado por la Audiencia Nacional de todos sus bienes lo han imposibilitado (Familiares y amigos despiden a José María Ruiz-Mateos en Rota (Cádiz), su ciudad natal).

El patriarca del clan acordó repartir todo su patrimonio entre su mujer, Teresa Rivero, y sus trece hijos.

Para ello, en 2005, poco antes de que Nueva Rumasa entrara en concurso de acreedores y acabara posteriormente en liquidación, Ruiz-Mateos encargó a Joaquín Yvancos, su abogado de confianza en ese momento, la elaboración de un testamento. El problema, según las fuentes consultadas, es que ya no queda nada a su nombre.

Resulta así muy complicado que los hijos puedan heredar algo, que no sean las deudas generadas por la posible responsabilidad civil de las causas que siguen abiertas.

NOTA.- Pinchar para leer detalles del testamento en ‘El Economista’

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído