Economía/Empresas-El Corte Inglés necesitará más capital externo para su expansión internacional, según ‘The Economist’

El Corte Inglés necesitará más capital externo para poder afrontar su «deseada ambición» de expandirse en el mercado internacional, según afirma ‘The Economist’, tras la venta del 10% del gigante de la distribución al ex primer ministro de Qatar Hamad Bin Jassim por unos 1.000 millones de euros.

En un artículo titulado ‘Opening up’ (Apertura), la publicación cree que El Corte Inglés podría tener que dar entrada a más capital externo, por lo que «el control familiar podría aflojarse todavía más».

Según la revista, el desembarco del inversor catarí en el El Corte Inglés no fue bien acogido por todos sus accionistas, y menciona a este respecto las críticas a la operación de Corporación Ceslar, que acusó al grupo de vender «a bajo precio».

La oposición de Corporación Ceslar, con una participación del 10% en el grupo, a la transacción, respaldada por otros miembros de la familia Areces, provocó su salida del consejo de administración «como castigo por su indiscreción».

Con la entrada del jeque catarí, que, según la revista, podría preparar el terreno para una futura salida a Bolsa, El Corte Inglés se une a un «flujo constante» de empresas familiares endeudadas que han tenido que dar entrada a nuevos inversores para reparar sus cuentas financieras.

Esta semana precisamente se cumple un año de Dimas Gimeno al frente del El Corte Inglés, con importantes hitos como la modificación de sus estatutos sociales para modernizar su contenido, así como la entrada del ex primer ministro de Qatar, que estará representado en el consejo de administración por Shahzad Shahbaz.

El nuevo inversor controlará un 10% del capital actualmente en autocartera por 1.000 millones de euros, una operación que se ha realizado a través de un instrumento convertible en acciones en tres años, que tiene un cupón anual de 5,25% pagadero en títulos de la compañía, que darán al inversor un 2,25% adicional del capital social de la empresa.

La entrada del inversor catarí se aprobó en la junta general de accionistas de agosto, la primera presidida por Gimeno, tras la muerte de su tio Isidoro Alvarez justo hace un año.

El Corte Inglés cerró su último año fiscal, entre marzo de 2014 y febrero de 2015, con un beneficio neto de 118,08 millones de euros, un 32,3% menos que el registrado en el ejercicio anterior por la ausencia de extraordinarios y por un incremento de los gastos financieros.

En concreto, la empresa recordó que en el ejercicio anterior se incluían las plusvalías resultantes de la venta del 51% de Financiera El Corte Inglés, a lo que hay que unir en este año los costes de la reordenación financiera realizada en estos últimos doce meses.

Sin embargo, el gigante de la distribución regresó a la tendencia positiva tras firmar caídas desde 2008 al cerrar el ejercicio 2014 con unas ventas de 14.592,03 millones de euros, un 2,6% más que el año anterior que se sitúa por encima de los porcentajes del comercio minorista.

«Esperamos que la mejora del clima económico general ayude a mantener este cambio de tendencia tan positivo. Nuestra tarea es recuperar los niveles de rentabilidad y resultados anteriores en un mercado cada día más complejo y avanzar en el objetivo de la expansión internacional», aseguró Gimeno en su primer discurso ante la junta de accionistas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído