Adif coloca una emisión de bonos de 600 millones de euros

Adif Alta Velocidad ha cerrado una emisión de bonos a siete años en la que ha colocado títulos por 600 millones de euros, el importe mínimo previsto en la operación, que contemplaba un máximo de hasta 1.000 millones de euros, a un tipo de interés del 1,875%.

La compañía pública promotora y gestora de la red ferroviaria ha optado por la prudencia dadas las incertidumbres de los mercados y ha colocado así el mínimo, con el fin de garantizar un buen precio, dado que además no presenta necesidades de financiación para el medio plazo, y ante las ince según indicaron a Europa Press en fuentes del mercado.

Adif volvió este martes al mercado con el lanzamiento de esta emisión, la que la compañía del Ministerio de Fomento tenía previsto realizar en julio y que tuvo que aplazar ante las turbulencias que en esas fechas generó en los mercados la crisis de Grecia.

Esta es la tercera ocasión en que esta compañía recurre al mercado para colocar deuda, tras las emisiones de mayo de 2014 y enero de 2015, de 1.000 millones de euros cada una.

No obstante, será la primera en la que posteriormente el Banco Central Europeo (BCE) podrá adquirir títulos de Adif en el mercado secundario, dado que la emisión tiene lugar después de que el pasado mes de julio esta institución ampliara el alcance de su programa de compras de bonos para incluir la deuda emitida por varias organizaciones supranacionales, entre las que se encuentra Adif.

Esta compañía ferroviaria cuenta con Santander, BBVA, CaixaBank, BNP Paribas, Société Générale y Crédit Agricole como entidades colocadoras de la operación.

Las emisiones de bonos que Adif lanza a través de Adif Alta Velocidad se enmarcan en la estrategia de reestructuración de la deuda de este ente público. Según sus datos, desde 2012 ya ha renegociado un total de 32 préstamos y ha reducido el tipo medio de interés del 2,9% hasta el 1,28%, a la vez que ha extendido sus plazos de vencimiento.

DEUDA PARA CONSTRUIR EL AVE.

El endeudamiento constituye no obstante la principal fuente de Adif para financiar la construcción de líneas AVE. En 2016, la empresa recurrirá a contratar nuevo endeudamiento por 1.500 millones de euros para contribuir a sufragar la inversión de 3.686 millones presupuestada para Alta Velocidad para el próximo año.

El resto de la inversión se costeará con aportaciones patrimoniales (500 millones de euros), fondos europeos (unos 200 millones de euros) y devoluciones de IVA (unos 601 millones de euros), según consta en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2016

Con estas inversiones, Adif culminará las obras de corredores AVE cuya construcción está en la «fase final» y cuya puesta en servicio está prevista para los próximos meses, como son los enlaces a Zamora, León, Burgos, Palencia, Murcia, Castellón y Granada, y avanzará en la ejecución del resto (Variante de Pajares, AVE a Navarra, AVE extremeño, la ‘Y’ vasca y el Corredor Mediterráneo, entre otras).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído