Abengoa pierde un 3,5% y se queda a las puertas de perder el soporte de 1 euro tras advertencia de Moody’s

Las acciones de Abengoa lideraron las caídas del Ibex 35, en una jornada alcista del selectivo, y se dejaron más un 3,5% en la sesión bursátil tras recibir la advertencia de Moody’s de una posible revisión a la baja de su rating ante las dudas respecto a la ejecución de su ampliación de capital.

En concreto, los títulos del grupo de ingeniería, tecnológico y de energías renovables cedieron en la sesión un 3,54%, para caer hasta los 1,006 euros.

Moody’s reafirmó hoy la amenaza de una posible rebaja en la calificación crediticia de Abengoa, actualmente en ‘B2’, debido a que su rating sigue siendo débil y a que la ampliación de capital anunciada por la compañía está todavía pendiente.

En un informe, la agencia de calificación, que ya el pasado 7 de agosto situó a Abengoa en revisión para una posible rebaja de su calificación crediticia, considera que el plan del grupo para ampliar capital por 650 millones de euros y vender activos por 500 millones de euros es «esencial» para mejorar la liquidez.

A este respecto, señala que la empresa ha hecho «un progreso considerable» en la preparación de la ampliación de capital, aunque todavía no ha alcanzado una suscripción de la operación por los bancos de inversión, junto a sus accionistas de referencia, lo que «reduciría considerablemente los riesgos de la ejecución».

Además, indica que la compañía todavía no ha convocado la Junta de accionistas extraordinaria, que será necesaria para aprobar la ampliación de capital.

De esta manera, Moody’s considera que estos factores ponen de manifiesto «la complejidad» de las negociaciones para llevar adelante la operación y apoya su opinión de que los riesgos de ejecución son altos.

Abengoa mantiene así la alta volatilidad en la que vive instalada desde que a principios de agosto anunciará la ampliación de capital con derechos de suscripción preferente para complementar su estrategia de nuevas ventas de activos.

En concreto, estos fondos serán utilizados para reducir deuda corporativa en 300 millones de euros y para fortalecer sus fondos propios. El accionista mayoritario de Abengoa, Inversión Corporativa, participará en la ampliación de capital con nuevos fondos.

Adicionalmente, Abengoa lanzó un nuevo plan de desinversiones por un total de 500 millones de euros, que incluyen los 400 millones ya anunciados el pasado viernes 31 de julio, así como desinversiones adicionales de activos de bioenergía.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído